Homenaje filatélico a Carlos Gardel

SUCESO GARDELIANO N°3 - 03/09/2019

Homenaje filatélico a Carlos Gardel, 3 de septiembre de 2019                    
Correo Argentino y Filatelia Argentina emiten sellos postales con imágenes de el zorzal criollo    y un matasellos especial para la Fundación Internacional Carlos Gardel. 

Filatelia de Correo Argentino emitió dos sellos postales en homenaje a Carlos Gardel junto a dos sobres especiales "Día de emisión" y un matasellos conmemorativo. Estas piezas serán presentadas el 3 de septiembre en el marco del lanzamiento de la Fundación Internacional Carlos Gardel junto a un matasellos alusivo que se aplicará ese mismo día.

Sello postal
Formato: 34 x 44 mm

Contiene como figura central, fotografía de Carlos Gardel. Enmarcando la misma, el característico fileteado porteño -arte pictórico declarado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad en 2015-. Detalles en tinta metalizada.

Presentación: pliegos de 20 ejemplares
Tirada: 20.000 ejemplares
Sobres “Día de emisión”: 3.000 ejemplares.

Hoja block: Formato: 150 x 100 mm

Collage fotogáfico compuesto por imágenes históricas de Carlos Gardel de diferentes épocas, en diferentes contextos y en sus distintas expresiones artísticas : Carlos Gardel frente al piano en Nueva York, 1934; Gardel y Rosita Moreno en una escena de la película “El día que me quieras”, 1935; Gardel en otra toma de la misma película; fotografía del cantante, se cree

en la casa de Jean Jaures, 1933. Bordeando la hoja block, elcaracterístico fileteado porteño. Detalles en tinta metalizada.
Presetación: hoja block con un sello postal
Formato sello: 50×50
Tirada: 15.000 hojas block
Sobres “Día de emisión”: 3.000 ejemplares.

SOBRES “DÍA DE EMISIÓN”:

1) Fotografía de Carlos Gardel y sus músicos durante el rodaje de la película “Tango Bar”, 1935. Detalle de partitura y leyenda “Homenaje a Carlos Gardel’ acompañada por fileteado porteño.

2) Firma de Carlos Gardel. Silueta de un zorzal, en alusión a “El Zorzal Criollo”, posado sobre el micrófono utilizado por el músico. Detalle de partitura y leyenda “Cada día canta mejor”.

Matasellos alusivo al día de lanzamiento de la Fundación Internacional Carlos Gardel, el mismo se aplica exclusivamente en esta ocasión en la estampilla de Carlos Gardel que se encuentra en el sobre primer día, de este modo queda armada una pieza única, de importante valor de colección, luego el matasellos se destruye.

HOMENAJE A CARLOS GARDEL

El 11 de diciembre de 1890, en el Hospicio Saint-Joseph de la Grave de Toulouse, Francia, nació Charles Romuald Gardés, hijo natural de Marie-Berthe Gardés. En 1893 embarcaron rumbo a la Argentina para alejarse de los prejuicios que pesaban sobre su condición de madre soltera y forjar un futuro más alentador para los dos.

El 11 de marzo llegaron a la ciudad de Buenos Aires, Argentina. Los esperaba Anais Beaux, una amiga tolosana, que le ofrecía trabajo en su taller de planchado. Un conventillo de la calle Uruguay 162 fue su primer hogar, cerca de los teatros porteños. Bandas musicales, organitos, rondallas y coros; zarzuela, ópera, payadores, la música criolla y el teatro nacional fueron formando el medio artístico y musical de la nueva ciudad, al que el pequeño Carlos tenía cada vez mayor acceso. 

Los inicios musicales

En 1912 Carlos Gardel grabó su primer disco en la Casa Tagini, con temas criollos. Un año más tarde, luego de haber recorrido el interior del país con otros cantores criollos, debutó junto a José Razzano en el lujoso cabaret Armenonville (ubicado en avenida Alvear -hoy Libertador- y Tagle). La presentación fue un suceso, los metió de lleno en lo más alto del panorama musical porteño y los llevó a compartir cartel junto a otros grandes músicos como el maestro Roberto Firpo, Eduardo Arolas o Tito Rocatagliatta, y marcó el destino de su carrera.

“Carlos y José no se daban tregua… el entusiasmo iba in crescendo pues era la primera vez que oían aquello a dúo y tan armónicamente concertado… entre los curiosos que se acercaban al reservado del Armenonville estaban el escritor agentino Ricardo Guiraldes y Jorge Newbery, pionero de la aviación argentina”

En sus viajes a Brasil conoció al admirado “Caruso”, y de regreso en Buenos Aires cantó para la representación de Juan Moreira en el teatro San Martín. En 1917, siguiendo la temática del criollismo, personificó a un robusto gaucho del cine mudo en la película “Flor de durazno”, con libro de Hugo Wast y dirección de Defilippis Novoa.

Mientras tanto, el dúo Gardel-Razzano había pasado a ocupar el primer lugar en los teatros y en las varietés, y la Casa Glücksmann hacía su primer registro discográfico, con José Ricardo en guitarra. Entre los estilos, cifras y gatos aparecía una composición diferente, “Mi noche triste”. Con la interpretación de Gardel de la obra de Castriota y Contursi nacían el tango canción y el futuro repertorio del Zorzal Criollo.

El 10 de diciembre de 1923 el dúo Gardel-Razzano debutó en el teatro Apolo de Madrid, con la compañía teatral Matilde Rivera-Enrique de Rosas, y recibió comentarios favorables de la prensa española. Se pusieron en escena obras tales como “Barranca abajo”, “El tango en París”, “Los muertos”, “La gringa”, entre otras, y en todas ellas hubo un momento propicio para que el dúo, ataviado con lujosas prendas gauchescas, se presentara cantando obras de neto corte criollo. Fue la culminación de un año pródigo en triunfos, la reafirmación de nuestra música en el Viejo Mundo y la consagración de Gardel y Razzano a nivel internacional.

A comienzos de 1924 debutó en Radio Splendid de Buenos Aires. A lo largo de su carrera serán muchas las emisoras radiales del mundo que transmitirán su voz.

Gardel volvió varias veces a Europa, pero ya como solista, porque Razzano se dedicó a ser su representante. En 1926 cumplió su deseo de comprar una casa para su madre Berta en el barrio del Abasto, en Jean Jaures 735. En 1928 hizo su primera presentación en Francia, en el teatro Fémina de París. Seguirán el Florida, la Ópera Garnier, el Casino de Cannes, el Empire y el Armenonville de París.

Realizó más actuaciones en Madrid, Barcelona, Buenos Aires, París y Niza, donde nació su amistad con Charles Chaplin, en el Palais de la Méditerranée. El Morocho del Abasto había logrado ya el reconocimiento internacional.

“…Carcavallo, el más popular de los empresarios argentinos, fue con Gardel y Razzano en una gira por Brasil,. en el barco de ida Gardel cantó varias piezas. Entre la concurrencia se encontraba el gran Caruso. “Qué hermosa voz -dijo-, ¿dónde aprendió música y canto?”. Carcavallo contestó: “No sabe música y aprendió solo”. Es de imaginarse el estupor de Caruso. No podía creer, él que tuvo tantos años de estudio, que Gardel cantara tan bien y sin haber pasado por academia alguna” (1930, diario Nueva Era, de Tandil).

Gardel y el mundo del cine

En 1930, bajo la dirección de Eduardo Morena, filmó en Buenos Aires 15 cortometrajes, cantando con el acompañamiento en guitarra de Barbieri, Riverol y Aguilar, de los que se conservan sólo diez filmes. Por primera vez se usaba el sistema Movietone de grabación simultánea de imagen y sonido. En algunas películas participaron Francisco Canaro y su orquesta, Arturo de Nava, Celedonio Flores, Enrique Santos Discépolo e Irineo Leguisamo.

El 1° de mayo de 1931 firmó su primer contrato con la Paramount para filmar en los estudios de Joinville, Francia, la película “Luces de Buenos Aires”, con dirección de Adelqui Millar. La Compañía de Revistas Porteñas del Teatro Sarmiento, que se hallaba en Europa, se sumó a la producción, en la que se destacó el trabajo de Sofía Bozán, Gloria Guzmán y Pedrito Quartucci. La música de la película fue compuesta por el autor de “La cumparsita”, Gerardo Matos Rodríguez, y ejecutada por la orquesta de Julio de Caro. Gardel interpretaba el tango “Tomo y obligo”, con música suya y letra de Manuel Romero, y el éxito en el mercado de habla hispana fue tal que el público obligaba a rebobinar la película y repetir la escena de Gardel cantando esta composición. Apareció entonces la figura que acompañará al Zorzal en los próximos éxitos de su carrera en el cine y como compositor, Alfredo Le Pera.

En 1932 filmó “Espérame”, con dirección de Louis Gasnier, y “La casa es seria”, dirigida por Jaquelux, destruida años más tarde durante la invasión alemana en París. Su última película en Francia fue “Melodía de arrabal”, con Imperio Argentina y Vicente Padula, dirigida por Gasnier. Gardel interpreta en ella el tango “Silencio”, compuesto con Le Pera y Pettorossi.

Las giras por el mundo y el surgimiento del mito

El 6 de noviembre de 1933 Carlos Gardel se despidió de la Argentina por Radio Nacional cantando el tango “Buenos Aires”. El 7 de noviembre redactó su testamento, en el que declaró su nacionalidad francesa y su nombre real, Charles Romuald Gardés, dejando como única heredera de sus bienes a su madre, Berta Gardes. Ese día salió rumbo a Europa. Después de visitar a su madre y a su familia en Francia viajó a Estados Unidos.

El 30 de diciembre debutaba en la NBC de Nueva York, acompañado por la orquesta dirigida por Hugo Mariani. La respuesta del público fue extraordinaria. Los directivos de la Paramount firmaron entonces los contratos para las próximas películas de la estrella. En los estudios de Long Island filmó “Cuesta abajo”, junto a Mona Maris. Además de cantar el tango que le dio nombre al filme, Gardel ofreció una versión memorable de “Mi Buenos Aires querido”. Le siguió “El tango en Broadway”, dirigida también por Gasnier. Para esta película compuso el foxtrot “Rubias de New York” y el tango “Soledad”.

Luego de un trabajo discográfico para la RCA Victor, filmó en 1935 “El día que me quieras”, en la que resulta conmovedora su interpretación del tango “Sus ojos se cerraron”. Lo dirigió John Reinhardt, quien también lo hizo en “Tango Bar”, último filme de Gardel, en el que inmortalizó temas como “Por una cabeza” y “Lejana tierra mía”.

En marzo de 1935 Gardel emprendió una gira por Puerto Rico, Venezuela, las Antillas Holandesas y Colombia. En cada ciudad recibió las más entusiastas demostraciones de afecto y a la programación original debieron agregarse muchas funciones para tratar de complacer al público. El 23 de junio se despidió del pueblo colombiano con la canción “Tomo y obligo”, el último tango de su vida. El 24 de junio, en el aeropuerto de Medellín, su avión carreteó y chocó contra otra aeronave que se hallaba en la pista. Perdieron la vida Gardel y dieciséis personas más.

Gardel estaba en la plenitud de su arte, como carrtor y como compositor. Por su desarrollo artístico excepcional y su querible personalidad, su figura se acrecienta cada vez más, un hecho artístico notable a nivel mundial que lo convierte en el símbolo indiscutido de la música argentina.

FICHA TÉCNICA

FILATELIA

DISEÑO: Evangelina Cithia Raffaelli, Filatelia, Correo Oficial de la República Argentina S.A.

FOTOGRAFIA: Fundación Internacional Carlos Gardel

PERFORADO: 14

COLOR Y TECNICA: Cuatro colores más una tinta metalizada y laca brillante

PAPEL: sin filigrana, sin fosforescencia

PROCEDIMIENTO: offset

IMPRENTA: Letra Viva S.A.

F

VOLANTE FILATÉLICO

Redacción: Silvina Cáseres

Investigación y contenidos: Silvina Salas y Mónica Mayer

Corrección: Félix de las Mercedes

Traducción: María Cecilia Bianchi

Diseño de volante, sobre, matasellos y pack bandoneónEvangelina Cinthia Raffaelli

Fotografías: Fundación Internacional Carlos Gardel

TRANSLATE »
CONTENIDO PROTEGIDO