1926
Grabaciones: 106 . Disponibles: 89
CÓDIGOTÍTULOAUTORCOMPOSITORAÑOAUDIOMATRIZSELLOTIPODETALLELETRA
26/01El alma de la calle
Tango
Jose Agustin FerreyraRaul de los Hoyos1926
So 3839Odeon BarcelonaElectrica8/1/1926 (registradas en Barcelona) con guitarra: Ricardo, Barcelona; 08/01/26; con guitarras: Ricardo y Barbieri, 1926.EL ALMA DE LA CALLE
Callecita del suburbio, estás triste... ¿Qué te aqueja?
¿Acaso una pena vieja, que no puedes resistir?
¿O es por la chica de enfrente,
que se espiantó del bulín?

¿Qué rara melancolía, callecita del suburbio,
ha invadido en tu sentir?...
Ya no cantas, ya no ríes, ni lloras pa'no sufrir.

¿O es por el pobre bacán que triste y desconsolado
ya no silba aquel gotán, que la mina,
pa' engrupir, tantas veces le pedía?...
La muy mala y traicionera,
por irse con un cualquiera,
como un mirlo lo dejó, amurao en la vereda...

Callecita del suburbio, estás triste... ¿Qué te aqueja?
¿Acaso una pena vieja, que no puedes resistir?
¿O es por la chica de enfrente,
que se espiantó del bulín?...
¿Qué rara melancolía, callecita del suburbio,
ha invadido tu sentir?...
Ya no cantas, ya no ríes, ni lloras pa' no sufrir.

O es por la pobre viejita que,
triste y desconsolada, ya no espera,
por las tardes, a su hija la cobarde,
que un día la muy mala, la muy mala y traicionera,
por irse con un cualquiera,
no le importó que la pobre,
de pena se le muriera...

¿Qué rara melancolía, callecita del suburbio,
ha invadido tu sentir?...
Ya no cantas, ya no ríes, ni lloras pa' no sufrir.
26/02Desilusión
Tango
Julio BonnetJosé María Rizzuti1926
So 3849Odeon BarcelonaElectrica8/1/1926 (registradas en Barcelona) con guitarra: Ricardo, Barcelona; 08/01/26. Con guitarras: Ricardo
y Barbieri, 1926.
DESILUSIÓN
Desilusión que estremeció mi ser,
y me llevó del corazón la paz...
ese es el pago que a mi anhelo das,
mujer fatal y cruel...
Mas no te culpo, para qué llorar
ese querer, si yo debí mirar
eras mujer sin sentimiento
y jamás podrías amar...

¡Mala! ¡Ay! ¡Qué pronto te olvidaste!
del amor que me juraste con devoción.
Piensa en el daño que me hiciste
al meterte con mi triste desilusión...

Desilusión que disipó mi amor,
y la fugaz quimera que forjé.
Y al disiparse se llevó la fe
depositada en ti.

Ha de vertir mi corazón la hiel
de mi desprecio sobre tu traición
y has de encontrar un desengaño
que te mate de dolor...

¡Mala! ¡Ay! ¡Qué pronto te olvidaste!
del amor que me juraste con devoción.
Piensa en el daño que me hiciste
al dejarme con mi triste desilusión...
26/03Chola
Tango
Enrique Pedro MaroniAntonio Polito1926
So 3841Odeon BarcelonaElectrica8/1/1926 (registradas en Barcelona) con guitarra: Ricardo, Barcelona; 08/01/26. Con guitarras: Ricardo y
Barbieri, 1926.
CHOLA
Ha muerto ya mi amor, la fe, perdida está,
sin nada te quedaste ¡pobre corazón!,
tu nombre para mí, no tiene ya,
ventura ni alegría, ni sombra de ilusión...

La vida te brindé, la vida y mucho más,
¡Y cómo te has burlado de mi hondo querer!
¿por qué serás así, decí, por qué
te fuiste de mi lado, si yo tanto te amé?...

Chola,
hasta las sombras me susurran al pasar
tu dulce nombre, grato,
para mi alma que siempre recordará,
llena de encanto.

Chola,
llena de dicha aquella noche feliz,
que me juraste siempre quererme,
quererme tanto que sin mí, nunca jamás podrías vivir...

El tiempo pasará y de nosotros dos,
apenas un recuerdo en el mundo habrá,
tu fuiste para mí, igual que Dios,
y yo nunca fui nada, ¡mi vida!, para vos...
Pero si un día, al fin, llegaras a alcanzar
la realidad que sueña, tan solo tu ilusión,
no olvides de que yo, todo te di,
no olvides que te quise con todo el corazón...

Chola,
hasta las sombras me susurran al pasar
tu dulce nombre, grato,
para mi alma que siempre recordará,
llena de encanto.

Chola,
llena de dicha aquella noche feliz,
que me juraste siempre
quererme tanto que sin mí, nunca jamás podrías vivir...
23/04Corazón de arrabal
Tango
Manuel RomeroManuel Joves1926
So 3850Odeon BarcelonaElectrica8/1/1926 (registradas en Barcelona) con guitarra: Ricardo, Barcelona; 08/01/26CORAZÓN DE ARRABAL
Tienen un fulgor de pasión,
los ojos del compadrón,
ella cimbrea, sensual, la cadera,
y el ansia de fiera, se prende al varón,
y la va arrastrando, arrastrando,
con sus sollozos el bandoneón
y al compás siguen dormidos,
con los latidos del corazón...

Este es el tango de mi tierra,
toda pasión en él, se encierra,
se sienten ganas de bailar,
de reír y de llorar...

El que se baila en las cortadas,
y que termina a puñaladas,
se sienten ganas al bailar,
de querer y de matar...

Arden llamaradas, procaz,
en la mina en el baile audaz,
y va encurvada, en una corrida,
poniendo la vida en cada compás...

Hasta que vencida se entrega,
toda temblando de amor sensual,
y el derecho, de amo nuevo,
es el malevo, con el puñal.

Este es el tango de mi tierra,
toda pasión en él, se encierra,
se sienten ganas de bailar,
de reír y de llorar...

El que se baila en las cortadas,
y que termina a puñaladas,
se sienten ganas al bailar,
de querer y de matar...
26/05El tatuaje
Tango
Francisco BrancattiRafael Iriarte1926
So 3850Odeon BarcelonaElectrica9/1/1926 (registradas en Barcelona) acompañamiento José Ricardo, Barcelona, 08/01/1926.EL TATUAJE
En tu cuerpo de tatuajes adornado,
hay recuerdos que no puedes ya borrar,
mi retrato q'en tus carnes estampado,
te persigue, aún queriéndolo quitar...

Pobre iluso que soñó con tus encantos,
que un cariño no vivió jamás en ti.
Fue tu antojo profesarles amor a tantos
para luego abandonarlos como a mí...

Me da pena, mujer loca, que al soñar con ese traje,
de capricho los tatuajes, no aprendistes a querer

Tu precio fue tan oculto, de sus hombres engañados
sin ver que tanto pecado, uno te hará padecer,
pues en todos los momentos de tu vida
soy la sombra que alejarla no podrás.
Sé que emana mucha sangre, de una herida,
que algún día con dolor me lo dirás.

Es un fuego que dejaste apagado,
y que el soplo del destino lo encendió,
para verte entre las llamas de un pecado,
enseñándote a sufrir igual que yo.

Aunque quiera hoy no puedo darte un beso en esos labios,
fueron tantos mis agravios que hasta el dolor olvidé
y de volver a tu lado, me haría falta coraje...
Tu amor está en el tatuaje y ese amor no inspira fe.

En tu cuerpo de tatuajes adornado,
hay recuerdos que no puedes ya borrar,
mi retrato q'en tus carnes estampado,
te persigue, aún queriéndolo olvidar...
Pobre iluso que soñó con tus encantos,
que un cariño no vivió jamás en ti.
Fue tu antojo profesar amor a tantos,
para luego abandonarlos como a mí...
26/06Malevito
Tango
Celedonio Esteban FloresPedro Mario Mafia1926
So 3851Odeon BarcelonaElectrica9/1/1926 (registradas en Barcelona) acompañamiento José Ricardo, Barcelona, 09/01/1926.MALEVITO
Sos el mismo, que allá, por mi barrio,
el botón, dos por tres, encanó,
porque había dicho el comisario,
que piantaras de aquella sección...

Sos el mismo del negro pañuelo,
sos el mismo del saco cortón,
el del lustre mistongo, del pelo,
sos prepotente, haragán y matón...

Hoy parás en el "Dominguez"
te vestís a la alta escuela.
Jugás fuerte a la quiniela
y hasta el San Carlos te vas...

Si calzás una carpeta,
hacés temblar al banquero,
¡parecés el Trust Joyero
por las joyas que cargás!...

Cuando empiece a nevarte en el mate,
y la linea entrés a perder,
si no has hecho como la hormiguita,
¡malevito! ahí te quiero ver...

Sin amor, sin afecto y sin nada
que en el mundo te hagan de puntal,
¡malevito! tal vez sea esa, la venganza
del triste arrabal...

¡Malevito! la vida es carrera larga,
y hay que saberla correr,
¡Malevito! te has gastado en el apronte
y Ilevás las de perder...
26/07Dolor
Tango
Jose Manuel Perez MorisTeodoro Diez Cepeda1926
So 3855 So 3855-1 So 3855-2Odeon BarcelonaElectrica9/1/1926 (registradas en Barcelona) acompañamiento José Ricardo, 08/01/26.DOLOR
Loco y rabioso por los placeres,
por las mujeres de aquel París
dejé a mi casa y a mi querida,
que en la Argentina, me amaba a mí.
Allá en Mormartre preso en los brazos
de una francesa, por fin caí,
y en las locuras de sus abrazos,
dejé en mil noches mi frenesí.

Susy, Susy, Susy,
pobrecita francesita, milonguita de París,
se apagaron tus miradas, las miradas de Susy.

Susy, Susy, Susy,
pobrecita francesita, se acabaron las gauchadas,
se acabaron las gauchadas, que por ti hice en París.

Traidora fiebre, la que en dos días,
toda mi vida me destrozó,
una mañana, de niebla espesa,
pobre francesa, se me murió.
Desesperado lloré su muerte,
sin un consuelo pa'mi revés,
y maldiciendo mi mala suerte,
llevé sus restos al Pire Lachaise...

París, París, París,
tumba de mi francesita tumba fría de Susy,
tu apagaste sus miradas, las miradas de Susy...

París, París, París,
tumba de mi francesita tu has dejado sepultada,
tu has dejado sepultada, mi aventura ¡Oh, París!...
26/08Trago amargo
Tango
Julio NavarrineRafael Iriarte1926
So 3856Odeon BarcelonaElectrica9/1/1926 (registradas en Barcelona), acompañamiento José Ricardo, 08/01/1926; Ricardo y Barbieri, 1926.TRAGO AMARGO
Arrímese al fogón, viejita, aquí, a mi lado,
y ensille un cimarrón para que dure largo;
atráquele esa astilla, que el fuego se ha apagado,
revuelva aquellas brasas y cebe bien su amargo,
alcance esa guitarra de cuerdas empolvadas,
que tantas veces ella besó su diapasón,
y arránquele esa cinta, donde la desalmada,
bordó con sus engaños mi gaucho corazón.

¿Usted lo recuerda, madrecita santa,
cómo la quería, como la adoré?
¡Que puse mi vida, mi daga y mi manta!
Y sin embargo, madre, la ingrata se fue...
Apague esa leña, que mi vista daña...
Los ojos me lloran...yo no sé por qué...
Pues quiero olvidarla, ahogándome en caña,
y quiero estar cerca, cerquita de usted...

No llore, madrecita, no aumente más mi pena,
y séquese esas lágrimas, que me hacen tanto mal...
y cébeme otro amargo... y ponga yerba buena,
que, mientras, yo a la caña le pongo otro bozal...

Después, cuando la noche, envuelva los bañados,
y se oiga, allá, a lo lejos, el toque de oración,
inclínese a la Virgen de los Desamparados,
y a mi pobre guitarra, colóquele un crespón...
26/09Mi querer
Tango
Juan Andrés Caruso Manlio Francia1926
3808Odeon Bs.As.AcusticaAquí está presente una vez más el extraordinario binomio de compositor y autor que formaron esos dos grandes paladines de nuestra música ciudadana, que fueron Pirincho Canaro y Juan Andrés Caruso. El zorzal criollo puso a esta página su sello singular.0
26/10Trago amargo
Tango
Julio NavarrineRafael Iriarte1926
3809 3809-1Odeon Bs.As.Acustica9/1/1926 (registradas en Barcelona) , acompañamiento José Ricardo, 08/01/1926; Ricardo y Barbieri, 1926.TRAGO AMARGO
Arrímese al fogón, viejita, aquí, a mi lado,
y ensille un cimarrón para que dure largo;
atráquele esa astilla, que el fuego se ha apagado,
revuelva aquellas brasas y cebe bien su amargo,
alcance esa guitarra de cuerdas empolvadas,
que tantas veces ella besó su diapasón,
y arránquele esa cinta, donde la desalmada,
bordó con sus engaños mi gaucho corazón.

¿Usted lo recuerda, madrecita santa,
cómo la quería, como la adoré?
¡Que puse mi vida, mi daga y mi manta!
Y sin embargo, madre, la ingrata se fue...
Apague esa leña, que mi vista daña...
Los ojos me lloran...yo no sé por qué...
Pues quiero olvidarla, ahogándome en caña,
y quiero estar cerca, cerquita de usted...

No llore, madrecita, no aumente más mi pena,
y séquese esas lágrimas, que me hacen tanto mal...
y cébeme otro amargo... y ponga yerba buena,
que, mientras, yo a la caña le pongo otro bozal...

Después, cuando la noche, envuelva los bañados,
y se oiga, allá, a lo lejos, el toque de oración,
inclínese a la Virgen de los Desamparados,
y a mi pobre guitarra, colóquele un crespón...
26/11Oiga amigo
Tango
Alfredo Navarrine Julio Navarrine1926
3810 3810-1Odeon Bs.As.AcusticaPrimera versión. Este tremendo, melodramático y extremado terna de los hermanos Navarrine se convierte en un nuevo milagro en la voz de Carlitos.0
26/12El alma de la calle
Tango
José A. FerreyraRaúl de los Hoyos1926
3811Odeon Bs.As.Acustica0EL ALMA DE LA CALLE
Callecita del suburbio, estás triste... ¿Qué te aqueja?
¿Acaso una pena vieja, que no puedes resistir?
¿O es por la chica de enfrente,
que se espiantó del bulín?

¿Qué rara melancolía, callecita del suburbio,
ha invadido en tu sentir?...
Ya no cantas, ya no ríes, ni lloras pa'no sufrir.

¿O es por el pobre bacán que triste y desconsolado
ya no silba aquel gotán, que la mina,
pa' engrupir, tantas veces le pedía?...
La muy mala y traicionera,
por irse con un cualquiera,
como un mirlo lo dejó, amurao en la vereda...

Callecita del suburbio, estás triste... ¿Qué te aqueja?
¿Acaso una pena vieja, que no puedes resistir?
¿O es por la chica de enfrente,
que se espiantó del bulín?...
¿Qué rara melancolía, callecita del suburbio,
ha invadido tu sentir?...
Ya no cantas, ya no ríes, ni lloras pa' no sufrir.

O es por la pobre viejita que,
triste y desconsolada, ya no espera,
por las tardes, a su hija la cobarde,
que un día la muy mala, la muy mala y traicionera,
por irse con un cualquiera,
no le importó que la pobre,
de pena se le muriera...

¿Qué rara melancolía, callecita del suburbio,
ha invadido tu sentir?...
Ya no cantas, ya no ríes, ni lloras pa' no sufrir.
26/13Maldita visión
Tango
José Carlos BarrosManlio Francia1926
3812Odeon Bs.As.AcusticaPrimera versión
Manlio Francia, compositor de este tango, también era de origen italiano, nacido en Venecia. Era un prestigioso violinista y compositor. El texto fue escrito por el letrista
bonaerense José Barros.
0
26/14El bulin de la calle Ayacacucho
Tango
Celedonio FloresJosé y Luis Servidio1926
3813Odeon Bs.As.Acustica0EL BULIN DE LA CALLE AYACUCHO
El bulín de la calle Ayacucho
Que en mis tiempos de rana alquilaba,
El bulín que la barra buscaba
Para caer por la noche a timbear;
El bulín donde tantos muchachos
En su racha de vida fulera
Encontraron marroco y catrera,
Rechiflado parece llorar.

El "primus" no me fallaba
Con su carga de agua ardiente
Y habiendo agua caliente
El mate era allí señor;
No faltaba la guitarra
Bien encordada y lustrosa
Ni el bacán de voz gangosa
Con berretin de cantor.

Cotorrito mistongo tirado
En el fondo de aquel conventillo,
Sin alfombras, sin lujo y sin brillo,
Cuantos días felices pase
Al calor del querer de una piba
Que fue mía, mimosa y sincera,
Y una noche de invierno y fulera
En un vuelo, hacia el cielo se fue.

Cada cosa era un recuerdo
Que la vida me amargaba,
Por eso me la pasaba
Cabrero, rante y tristón;
Los muchachos se cortaron
Al verme tan afligido,
Y yo me quede en el nido
Empollando mi aflicción.

El bulín de la calle Ayacucho
Ha quedado mistongo y fulero,
Ya no se oye al cantor milonguero
Engrupido su musa entonar;
Y en el "primus" no bulle la pava
Que a la barra contenta reunía,
Y el bacán de la rante alegría
Esta seco de tanto llorar.
261/5El brujo
Tango
Eduardo Carrasquilla MallarinoJuan Carlos Bazan1926
3884Odeon Bs.As.Acusticacon guitarras Ricardo y Barbieri, 1926EL BRUJO
Una vez, en momentos de encanto,
una bruja, de amor, me embrujó,
con sus ojos tan grandes y llenos de fuego,
más fuerte que el fuego del sol.

No pudiendo desde ese momento
ser ya dueño de mí, sucedió,
que la bruja jugaba conmigo
cuan nadie en el mundo con otro jugó...

La tirana vendóme la vista,
con un velo de loca ilusión,
y sus dientes preciosos se hincaron
en el fondo de mi corazón.
Como fruta que endulza el ensueño
y que amarga también el dolor,
fue para ella mi carne sensible
y dióme su boca nefasto licor.

Pero al fin con alquimias y magias
a la bruja logré dominar,
mis pupilas de incendio iracundas,
sus hondas pupilas pudieron quemar.
Desde entonces no supo la pérfida
seguir siendo mi bruja fatal,
y mis manos jugaron con ella,
cual niño con una muñeca banal.

Su mirada velé con el velo
y una trama sutil y falaz,
y mis dientes mordieron su carne,
perfumada, con gesto voraz.
A su vez fue mi fruta la bella,
amarga, meliflua, letal,
en su boca mis labios pusieron
el antídoto contra su mal.

Es así como ahora conozco,
los misterios de toda pasión,
y doy filtros, consejos y drogas
a niñas que quieran ser brujas de amor...
26/16Tiempos viejos (Te acordás hermano)
Tango
Manuel RomeroFrancisco Canaro1926
3885Odeon Bs.As.Acusticacon guitarras Ricardo y Barbieri, 19260
26/17El tatuaje
Tango
Francisco BrancattiRafael Iriarte1926
3886Odeon Bs.As.Acustica9/1/1926 (registradas en Barcelona) acompañamiento José Ricardo, Barcelona, 08/01/1926.EL TATUAJE
En tu cuerpo de tatuajes adornado,
hay recuerdos que no puedes ya borrar,
mi retrato q'en tus carnes estampado,
te persigue, aún queriéndolo quitar...

Pobre iluso que soñó con tus encantos,
que un cariño no vivió jamás en ti.
Fue tu antojo profesarles amor a tantos
para luego abandonarlos como a mí...

Me da pena, mujer loca, que al soñar con ese traje,
de capricho los tatuajes, no aprendistes a querer

Tu precio fue tan oculto, de sus hombres engañados
sin ver que tanto pecado, uno te hará padecer,
pues en todos los momentos de tu vida
soy la sombra que alejarla no podrás.
Sé que emana mucha sangre, de una herida,
que algún día con dolor me lo dirás.

Es un fuego que dejaste apagado,
y que el soplo del destino lo encendió,
para verte entre las llamas de un pecado,
enseñándote a sufrir igual que yo.

Aunque quiera hoy no puedo darte un beso en esos labios,
fueron tantos mis agravios que hasta el dolor olvidé
y de volver a tu lado, me haría falta coraje...
Tu amor está en el tatuaje y ese amor no inspira fe.

En tu cuerpo de tatuajes adornado,
hay recuerdos que no puedes ya borrar,
mi retrato q'en tus carnes estampado,
te persigue, aún queriéndolo olvidar...
Pobre iluso que soñó con tus encantos,
que un cariño no vivió jamás en ti.
Fue tu antojo profesar amor a tantos,
para luego abandonarlos como a mí...
26/19Caferata
Tango
Pascual ContursiAntonio Scatasso1926
3888Odeon Bs.As.Acusticacon guitarras Ricardo y Barbieri, 1926.0
26/20La he visto con otro
Tango
Pascual ContursiAntonio Scatasso1926
3925Odeon Bs.As.Acusticacon guitarras Ricardo y Barbieri, 1926LA HE VISTO CON OTRO
La he visto con otro,
pasearse del brazo,
mis ojos lloraban
de pena y dolor;
en cambio en su cara
sus negros ojazos
reían contentos
de dicha y amor...

Recuerdo que en mis brazos
llorando me decía:
"será pa'siempre tuya,
mi vida y mi pasión"...

Jugó con mis amores
la ingrata que fingía,
dejándome enlutado
mi pobre corazón.

Hay noches que solo
me quedo en el cuarto,
rogando a la Virgen
me la haga olvidar,
y al verla con otro
pasar por mi lado,
en vez de matarla
me pongo a llorar...

Recuerdo que en mis brazos
llorando me decía:
"será pa' siempre tuya,
mi vida y mi pasión"...
Jugó con mis amores
la ingrata que fingía,
dejándome enlutado
mi pobre corazón.
26/21La tristeza del bulín
Tango
Luis Pedro RoldanAntonio Scatasso1926
3926Odeon Bs.As.Acusticacon guitarras: Ricardo y Barbieri, 1926LA TRISTEZA DEL BULÍN
¿Y por qué me abandonaste,
sin decirme la razón,
y sin ver que el corazón,
poco a poco destrozaste?...

¡Qué frío quedó el bulín!
¡Qué triste y que solitario!
Si vieras, hasta el canario,
llora sus penas sin ti!

¿Te acordás del mate aquel,
que llevaba entrelazadas
dos iniciales doradas,
regalo de don Manuel?
La nena ayer lo rompió,
y con tan cruel ironía,
que tu inicial de la mía,
al caer se separó...

Negra, ¿por qué no volvés?
¿Por qué tanta indiferencia,
si el mal que causa tu ausencia,
me mata, ¡vos lo sabés!...

Qué tendrá mi pena a mí,
cuando se piensa volver,
y que vuelva a renacer
la alegría en el bulín...

¿Te acordás del mate aquel,
que llevaba entrelazadas
dos iniciales doradas,
regalo de don Manuel?
La nena ayer lo rompió,
y con tan cruel ironía,
que tu inicial de la mía,
al caer se separó.
26/22Valencia
Pasodoble
Roberto Lino Cay olJosé Padilla1926
3927 3927-1Odeon Bs.As.Acusticacon guitarras: Ricardo y Barbieri, 1926VALENCIA
¡Gitana! Fue tu madre de seguro,
una mora de Albaicin.
Gitana y purgó en Sierra Morena
el haberte hecho así...

¡Morena! Las pestañas renegridas
de tus ojos entorná,
son flecos de mantones de Manila
y tu cara es el floreao...

Agarena encantadora de cuerpo cañí,
tu sedienta boca mora, será para mí.
Valencia, blasón de la hazaña
de ser tú, animadora,
pero eres la gracia de España
echa luz en ti...

¡Gitana! Fue tu madre de seguro,
una mora de Albaicin.
¡Gitana! y purgó en Sierra Morena
el haberte hecho así...
¡Morena! Las pestañas renegridas
de tus ojos entorná,
son flecos de mantones de Manila
y tu cara es el floreao...

Tras el velo de puntilla, taconeando así,
vas sembrando seguidillas, ¡morena! zahorí...
No sé si será valenciana tu loca maravilla...
No sé que mi vida tirana, perderé por ti...

¡Gitana! Fue tu madre de seguro,
una mora de Albaicin.
¡Gitana! y purgó en Sierra Morena
el haberte hecho así...
¡Morena! Las pestañas renegridas
de tus ojos entorná,
son flecos de mantones de Manila
y tu cara es el floreao...
26/23Desilusión
Tango
Julio BonnetJosé María Rizzuti1926
3928Odeon Bs.As.Acustica8/1/1926 (registradas en Barcelona) con guitarra: Ricardo, Barcelona; 08/01/26. Con guitarras: Ricardo
y Barbieri, 1926.
DESILUSIÓN
Desilusión que estremeció mi ser,
y me llevó del corazón la paz...
ese es el pago que a mi anhelo das,
mujer fatal y cruel...
Mas no te culpo, para qué llorar
ese querer, si yo debí mirar
eras mujer sin sentimiento
y jamás podrías amar...

¡Mala! ¡Ay! ¡Qué pronto te olvidaste!
del amor que me juraste con devoción.
Piensa en el daño que me hiciste
al meterte con mi triste desilusión...

Desilusión que disipó mi amor,
y la fugaz quimera que forjé.
Y al disiparse se llevó la fe
depositada en ti.

Ha de vertir mi corazón la hiel
de mi desprecio sobre tu traición
y has de encontrar un desengaño
que te mate de dolor...

¡Mala! ¡Ay! ¡Qué pronto te olvidaste!
del amor que me juraste con devoción.
Piensa en el daño que me hiciste
al dejarme con mi triste desilusión...
26/24No te quiero más
Tango
Juan Antonio EstapeJuan Bauer1926
3929Odeon Bs.As.Acusticacon guitarras: Ricardo y Barbieri, 1926.NO TE QUIERO MÁS
No te quiero más, ni te puedo ver,
me dedico a la garufa, ahora tengo otro querer...
La vida es así, ¡qué le vas a hacer!
no quiero tener más penas,
por culpa de una mujer...

Ya no importa, que te hagas bataclana,
ni que me digas que tu amor es un mishé,
ni que me batas cuando vengas de mañana:
"es un amigo y hay que seguirle el tren"...
Olvidate por completo que he existido,
y si la farra te lleva al cabaret
y allí me encontraras, piénsalo siempre,
que no te puedo querer...

No te quiero más, como te quería...
sabe Dios, donde estará el metejón que tenía...
Mi felicidad ha vuelto a nacer,
qué tranquilo estoy ahora, que no volveré a querer...

Vos mi hijita, vas siguiendo un mal camino,
que a la larga marcará tu perdición:
quien mal anda, mal acaba y tu destino,
torturará tu pobre corazón;
algún día, llorarás por los amores,
que altiva despreciaste sin pesar,
en este amigo que te quería...
Pero que no te quiere más...

No te quiero más, ni te puedo ver,
me dedico a la garufa, ahora tengo otro querer,
la vida es así, ¡qué le vas a hacer!
no quiero tener más penas,
por eso quiero beber...
26/25Copen la banca
Tango
Enrique DizeoJuan Maglio1926
3930Odeon Bs.As.Acusticacon guitarras: Ricardo y Barbieri, 1926.COPEN LA BANCA
Cadenero de buen porte, garabito a la piu beta,
pinta brava de muchacho, con tu jetra shushetin,
académico en el arte, pa'tallar a la alta escuela,
con razón bancás el juego, más debute de quiniela,
y tirás monte con puerta en lo del viejo Anyulin.

La corriste siempre en yunta con el lince veterano.
Muchos años de servicio, en la vida ya llevás...
A tu juego te llamaron, si hay bochinche en el pantano
porque sos la zurda linda, la muñeca... Si es en vano
que chamuyen los pipiolos que pegás pero de atrás...

Vos copaste cualquier banca y cantaste las cuarenta.
Con parolas de platino tus hazañas quedarán.
En la historia de los reos, donde todo se comenta,
dormirá la biografía del cacique de más menta
como un recuerdo mistongo, de los ranas que se van...

Embrocás todito el paño que apoliya sobre el mapa,
zapateaste por el Este, por el Norte y por el Sur.
Te respetan los vivillos, todavía, de yapa,
no te falta quien te alise, quien te planche la solapa
y con halagos amoroso porque valés un Perú...

Dale gracias a la gambeta que apañaste en la experiencia
y a la astucia de hombre sabio si hoy cargás mucho parné.
Has vivido echando buena en la cancha de la ciencia...
Si hasta el tira, cada tanto, quince días de licencia
te los da, para que yires, ostentando el pedigree...
26/26Chola
Tango
Enrique Pedro MaroniAntonio Polito1926
3963Odeon Bs.As.Acustica8/1/1926 (registradas en Barcelona) con guitarra: Ricardo, Barcelona; 08/01/26. Con guitarras: Ricardo y
Barbieri, 1926.
CHOLA
Ha muerto ya mi amor, la fe, perdida está,
sin nada te quedaste ¡pobre corazón!,
tu nombre para mí, no tiene ya,
ventura ni alegría, ni sombra de ilusión...

La vida te brindé, la vida y mucho más,
¡Y cómo te has burlado de mi hondo querer!
¿por qué serás así, decí, por qué
te fuiste de mi lado, si yo tanto te amé?...

Chola,
hasta las sombras me susurran al pasar
tu dulce nombre, grato,
para mi alma que siempre recordará,
llena de encanto.

Chola,
llena de dicha aquella noche feliz,
que me juraste siempre quererme,
quererme tanto que sin mí, nunca jamás podrías vivir...

El tiempo pasará y de nosotros dos,
apenas un recuerdo en el mundo habrá,
tu fuiste para mí, igual que Dios,
y yo nunca fui nada, ¡mi vida!, para vos...
Pero si un día, al fin, llegaras a alcanzar
la realidad que sueña, tan solo tu ilusión,
no olvides de que yo, todo te di,
no olvides que te quise con todo el corazón...

Chola,
hasta las sombras me susurran al pasar
tu dulce nombre, grato,
para mi alma que siempre recordará,
llena de encanto.

Chola,
llena de dicha aquella noche feliz,
que me juraste siempre
quererme tanto que sin mí, nunca jamás podrías vivir...
26/27Tus besos fueron míos
Tango
Francisco García JiménezAnselmo Aieta1926
3964 3964-1Odeon Bs.As.Acusticacon guitarras: Ricardo y Barbieri, 1926.TUS BESOS FUERON MÍOS
Hoy pasas por mi lado, con fría indiferencia,
tus ojos ni siquiera detienes sobre mi...
Y sin embargo, vives unida a mi existencia
y tuyas son las horas mejores que viví.

Fui dueño de tu encanto. Tus besos fueron míos.
Soñé y calmé mis penas, junto a tu corazón.
Tus manos, en mis locos y ardientes desvaríos,
pasaron por mi frente, como una bendición.

Y yo he perdido por torpe inconstancia,
la dulce dicha que tu me trajiste,
y no respiro la suave fragancia
de tus palabras ¡y estoy tan triste!

Nada del mundo mi duelo consuela,
estoy a solas con tu ingratitud.
Se fue contigo, de mi novela
la última risa de la juventud...

Después te irás borrando, perdida en los reflejos
confusos, que el olvido pondrá a mi alrededor.
Tu imagen se hará pálida, tu amor estará lejos,
y yo erraré por todas las playas del dolor...

Pero hoy que tu recuerdo, con encendidos bríos,
ocupa enteramente mi pobre corazón,
murmuro amargamente: ...tus besos fueron míos...
Tus besos de consuelo, tus besos de pasión...

Y yo he perdido por torpe inconstancia,
la dulce dicha que tú me trajiste,
y no respiro la suave fragancia
de tus palabras... ¡y estoy tan triste!
Nada del mundo mi duelo consuela,
estoy a solas con tu ingratitud.
Se fue contigo, de mi novela
la última risa de la juventud...
26/28Siga el corso
Tango
Francisco García JiménezAnselmo Aieta1926
3965Odeon Bs.As.Acusticacon guitarras: Ricardo y Barbieri, 1926; Barcelona, 17/12/27; 06/07/28.SIGA EL CORSO
Esa Colombina puso en sus ojeras
humo de la hoguera de su corazón.
Aquella marquesa de la risa loca
se pintó la boca por besar a un clown.

Cruza del palco hasta el coche
la serpentina nerviósa y fina
como un pintoresco broche
sobre la noche del carnaval.

Decime quién sos vos, decime dónde vas,
alegre mascarita que me gritas al pasar:
¿Qué hacés? ¿me conocés?...
Adiós... Adiós... Adiós...
Yo soy la misteriosa mujercita que buscas...
¡Sacate el antifaz!... ¡Te quiero conocer!...
Tus ojos por el corso van buscando mi ansiedad...
tu risa me hace mal... ¡Mostrate como sos!...
Detrás de tus desvíos todo el año es carnaval...

Con sonora burla, suena la corneta,
de una pizpireta dama de organdí...
y entre grito y risa, linda maragata
jura que la mata, la pasión por mí...

Bajo los chuscos carteles,
pasan los fieles del dios jocundo
y le va prendiendo al mundo,
sus cascabeles, el carnaval...

Decime quién sos vos, decime dónde vas,
alegre mascarita que me gritas al pasar:
¿Qué hacés? ¿me conocés?...
Adiós... Adiós... Adiós...
Yo soy la misteriosa mujercita que buscas...
¡Sacate el antifaz!... ¡Te quiero conocer!...
Tus ojos por el corso van buscando mi ansiedad...
tu risa me hace mal... Mostrate como sos...
Detrás de tus desvíos, todo el año es carnaval...
26/29El lazo
Estilo
Ramón Guillermo Solveyra CasaresJusto Tomás Morales1926
3966 3966-1 3966-2Odeon Bs.As.Acusticacon guitarras: Ricardo y Barbieri, 1926.EL LAZO
Trenza de ocho, tradición,
que va entrando en la leyenda,
con el tirador, la prienda,
el chiripá y el facón,
el anca del redomón
ya no siente tu caricia
ni la china ¡esa delicia!
se acomoda sobre el rollo,
con su carne de pimpollo
y sus ojos de malicia.

Con el triunfo de tu bando,
estás ligao a la historia
y ande hubo que ganar gloria,
siempre andabas culebriando.
Con Güemes estabas cuando
hizo frente al poder real,
y el emblema nacional
impuso a los chapetones,
tomándoles los cañones
por lujo y volcando un pial.

Zumbando en los entreveros,
fuiste terror de la indíada,
en esa época pasada
de malones traicioneros,
en los combates camperos
si alguna vez te ha apurao
un salvaje, retobao,
que se vino sobre el lazo,
resonó tu cimbronazo
como cordaje templao.

Ya ni es criollo el malacara, ni te florias en la yerra,
ya te vas lazo 'e mi tierra, ya te han dao güelta la cara...
Entre horquetas de tacuara, nuevito y bien jabonao...
vas a concluir estaquiao junto al galpón de ladrillos,
secándole el calzoncillo, algún "nación" acriollao...
26/30Se fue Mateo
Tango
Alfredo Enrique BertonascoAntonio De Bassi1926
4009 4009-1Odeon Bs.As.Acusticacon guitarras: Ricardo y Barbieri, 1926.SE FUE MATEO
¿Te acordás de las mujeres
que paseastes por Florida
con la capota corrida,
para lucirlas mejor?
¿Te acordás, por Pellegrini,
la pebeta que llevaste,
los piropos que escuchaste
de las parejas de amor?...

¡Mateo!
te gritó la purretada,
mientras la bestia agobiada,
siente tu mismo dolor.
¡Mateo!
te gritan de cualquier parte.
Y vos tenés que ladíarte
para dar paso al motor...

Y es por eso que Mateo
piensa ahora, con tristeza,
si al regresar a su pieza
no encontrará qué comer...
En cambio, hallará una carta,
que dejó su hija Consuelo,
que anoche levantó vuelo
con su vecino el chofer...

¡Mateo!
te gritó la purretada,
mientras la bestia, agobiada,
siente tu mismo dolor.
¡Mateo!
te gritan de cualquier parte,
y vos tenés que ladíarte
para dar paso al motor...
26/31Bésame en la boca
Tango
Eduardo CalvoJosé María Rizzutti1920
4010Odeon Bs.As.Acusticacon guitarras: Ricardo y Barbieri, 1926.BÉSAME EN LA BOCA
Ayer tarde la vi por Florida
pensativa mirar un rincón,
sollozando la pobre me dijo:
... ya no quiero saber de los hombres,
ni sentir más palabras de amor...
Son tan agrios aquellos recuerdos
que conservo del tiempo mejor,
que aunque quiera volver a vivirlos,
es tan grande la pena que siento
que me mata el recuerdo de ayer...

¡No me hables de amor! su voz exclamó,
latiendo su pecho con tanto dolor.
¡No me hables de amor! me dijo otra vez
y dándome un beso, así murmuró:
... Quiéreme en silencio, como nadie quiso,
bésame en la boca con dulce ilusión,
y así me compensas, las penas pasadas
y el fuerte latir del corazón...

Recordando aquel día pasado
nunca más al cruzar la miré,
mas mi alma volvióse rebelde
y mis labios bajito dijeron:
... como nadie a ti te querré...
pues el beso que me dio tu boca
con ardientes deseos de amar,
como fuego mis labios quemó,
y al sentir tan feliz embeleso
con el beso, un cariño nació...

¡No me hables de amor!, su voz exclamó,
latiendo su pecho con tanto dolor.
¡No me hables de amor!, me dijo otra vez
y dándome un beso así murmuró:
... Quiéreme en silencio, como nadie quiso,
bésame en la boca con dulce ilusión,
y así me compensas, las penas pasadas
y el fuerte latir del corazón...
26/32Tu mirada
Tango
Eugenio CárdenasJuan Rosito1926
4011Odeon Bs.As.Acusticacon guitarras: Ricardo y Barbieri, 1926.TU MIRADA
Paso las noches suspirando,
porque desde que te viera,
en mi corazón sentí, que tu profundo mirar
puso un tierno amor dentro de mí.
Si comprendieras mi quebranto,
si supieses mi tormento
no me ibas a hacer sufrir,
no me ibas a hacer penar, con tu mirar...

¡Mi alma!, yo creía en tu cariño,
puro, como destellos de sol,
pero tu mirada me engañó
y toda mi ilusión murió...
Nunca yo pensé que me miraras
para darme penas a beber,
fuiste la purísima mujer
que hicieras a mi amor enloquecer...

Fueron mis ansias tus amores,
y tu rostro mi alegría
y tu voz suave canción,
que hizo de gozo temblar
con raro poder mi corazón.
Pero muy solo me has dejado
los horrendos padeceres
que me ofrecerán dolor
cuando me ponga a pensar, triste, en tu amor...

¡Mi alma!, yo creía en tu cariño,
puro, como destellos de sol,
pero tu mirada me engañó
y toda mi ilusión murió...
Nunca yo pensé que me miraras
para darme penas a beber,
fuiste la purísima mujer
que hicieras a mi amor enloquecer...
26/33Que lindo es el shimmy
Shimmy
Eugenio CárdenasGuillermo Barbieri1926
4012Odeon Bs.As.Acusticacon guitarras: Ricardo y Barbieri, 1926.¡QUÉ LINDO ES EL SHIMMY!
¡Qué lindo es el shimmy!
de vibrante son
que con su armonía
nos brinda alegría...
Yo en un shimmy quiero
ansioso buscar
el amor primero
que me hizo penar...

Porque el rumor de un shimmy así,
siento un temblor, dentro de mí,
cuando recuerdo que un día viví,
las dulces horas de un cálido amor,
y al comprobar que una emoción.
me ha de traer bella ilusión
quiero bailar un shimmy así,
para sentirme, de amores, feliz...

El shimmy bailemos
marcando el compás
y alegres busquemos
amores supremos
que el baile refleja
nuestra animación
y en el alma deja, honda sensación...

Quiero vivir para gozar,
cuando el pesar me quiera hundir,
porque las penas
tan solo traerán, graves recuerdos,
que me matarán...

Y la virtud de un tibio amor
con su esplendor de juventud,
para un Edén de mi penar,
para que el alma, me enseñe a gozar...
26/34La milonga
Tango
Eugenio CárdenasRafael Rossi1926
4013Odeon Bs.As.Acusticacon guitarras: Ricardo y Barbieri, 1926.LA MILONGA
Cuando en la orquesta los fuelles llorones,
con sus vibraciones, dan vida a la fiesta,
la muchachada que el patio engalana,
su risa desgrana, de amor inundaba,
y entre los ruidos parecen las notas
canciones que brotan de amores sentidos,
pero hay momentos que en celos de amor
los ojos expresan intenso furor,
cuando se empeña un guapo en llevar
a la hermosa dueña de uno que sabe amar..

Y un clamor de pronto se levanta,
al mirar que dos hombres pelean,
con vigor y en la lucha cuerpean,
mientras que viborea el filo del facón...
Los que ven los gestos de guapeza
de esos dos que luchan con bravura
y al mirar tan grande ofuscación
una sombra de amargura cubre al corazón.

Y en la milonga se mueren los sones
de los bandoneones que ya no rezongan
y el patio queda muy triste y sombrío
como si estuviera bañado de hastío.

Es que la gente sufre un desconsuelo
al ver que un valiente quedaba en el suelo
y la muchacha que al guapo adoró
maldice al malevo que a su hombre mató,
y con ahogado grito de dolor
besa el rostro amado, del que fuera su amor...

Yo no sé que viento de tristeza
se llevó del patio la alegría
cuando el sol a lo lejos moría
y la fiesta perdía su alegre animación.
Solo sé que la que yo adoraba
sollozó muriéndose de duelo
y al llorar su perdida ilusión,
le pidió fuerzas al cielo para su aflicción...
26/35Por que no has venido
Tango
Julio NavarrinePedro Mario Mafia1926
4075 4075-1 4075-2Odeon Bs.As.Acusticacon guitarras: Ricardo y Barbieri, 1926.¿POR QUÉ NO HAS VENIDO?
Te estuve esperando, ¿por qué no has venido
a verme sabiendo que me hallo tan mal?...
Mi madre tan buena, tan santa, ha querido
traerme una rosa de tu rosedal...
¡No sabés, mi vida, el bien que me hiciste!
Mis cruentos dolores calmados sentí.
De pronto mi madre, se puso muy triste,
¿por qué no has venido a verme?, decí...

Le pregunté a mi madre si algo te acontecía,
la pobre con ternura, me contestó que no...
Entresacó del pecho una fotografía:
¡era el retrato mío!... ¡El que te ofrecí yo!...
Cruzaron por mi mente, recuerdos en bandadas,
¡cariños, alegrías, todo perderlo vi!...
De angustia, sobre el lecho, tus rosas encarnadas
lloraban con mi madre, de pena junto a mí...

Te estuve esperando, ¿por qué no has venido
a verme sabiendo que me hallo tan mal?...
Mi madre tan buena, tan santa, ha querido
traerme una rosa de tu rosedal...

Yo sé, lo comprendo, que estoy desahuciado,
que no hay esperanzas, ¡tené compasión!...
Quizás cuando vengas habré terminado,
llevando tu imagen en mi corazón...

La gente comenta que cuando aclaraba
la muerte implacable llevándose fue
los últimos restos de quien exclamaba:
...¿por qué no has venido?... Decíme, por qué...
26/36Caminito
Tango
Gabino Coria PeñalozaJuan De Dios Filiberto1926
4076Odeon Bs.As.Acusticacon guitarras: Ricardo y Barbieri, 1926. 29/07/27; 20/8/27CAMINITO
Caminito que el tiempo ha borrado
que juntos un día nos viste pasar
he venido por última vez
he venido a contarte mi mal.
Caminito que entonces estabas
bordeado de trébol y juncos en flor
una sombra ya pronto serás
una sombra lo mismo que yo.
Desde que se fue
triste vivo yo
caminito amigo
yo también me voy.
Desde que se fue
nunca más volvió
seguiré sus pasos
caminito, adiós.
Caminito abierto de cardos
la mano del tiempo tu huella borró
y a tu lado quisiera caer
y que el tiempo nos mate a los dos.
Desde que se fue
triste vivo yo
caminito amigo
yo también me voy.
Desde que se fue
nunca más volvió
seguiré sus pasos
caminito, adiós.
26/37Yo te bendigo
Tango
Juan Andrés BrunoJuan de Dios Filiberto1926
4077Odeon Bs.As.AcusticaSegunda versión
Esta hermosa página, magníficamente interpretada por Gardel, lleva la firma del eximio compositor Juan de Dios Filiberto y la de su conciudadano Juan Andrés Bruno, renombrado letrista y autor teatral
0
26/38Pobre chica
Tango
Emilio FresedoOsvaldo Fresedo1926
4078Odeon Bs.As.AcusticaSegunda versión
Este tema, sentidamente cantado por Carlitos, lleva la
firma de los hermanos Osvaldo y Emilio Fresedo, gloriosa
conjunción que dejó páginas memorables para nuestro acervo ciudadano. Este tango, no obstante, no ha corrido parejo con otros títulos de mayor enjundia de sus autores. Aún así, lleva el sello imperecedero al que lo hace acreedor la voz de Gardel.
0
26/39Calandria
Tango
Juan Andrés CarusoLuis Teisseire1926
4099 4099-1Odeon Bs.As.Acusticacon guitarras: Ricardo y Barbieri, 1926.CALANDRIA
Era Calandria un cantor,
el barrio así lo llamaba,
porque en el alma llevaba
fresca y dulce una canción.
Era un gentil trovador
y era el cantor un zorzal
que volcaba en sus canciones
toda el alma popular.
Ninguno como él sabía cantar
las penas de amor, en el arrabal.

La pena un día, su alma amargó,
lo hirió el desprecio de una mujer,
su barrio entonces abandonó
y rumbo a París, Calandria se fue.
El arrabal entero lloró
y el barrio aquel que lo vio nacer,
vistió de duelo y enmudeció
sabiendo tal vez que no iba a volver...

Solo, lejos con su pena,
una noche muy oscura
se metió en una aventura
que la vida le costó.
Dos "macro" en un callejón
golpeaban a una mujer,
el la quiso defender
y al montón atropelló...

Porteño de ley, Calandria peleó
por una mujer, por ella murió...

Y aquel que siempre supo llevar
en su alma una tierna canción,
también sereno supo afrontar
la muerte como un valiente varón,
más antes de morir vió pasar
su barrio como dulce visión,
cuando él alegre iba a cantar
como una calandria, trovas de amor...
26/40Juguete de placer
Tango
José González CastilloCatulo Castillo1926
4100Odeon Bs.As.Acusticacon guitarras: Ricardo y Barbieri, 1926.JUGUETE DE PLACER
La llamaban muñequita
que en sus ojos de cielo
y en el oro de su pelo
nada había de mujer...
porque en toda su lindura,
personita pizpireta,
pobrecita, tan frágil y coqueta,
era una muñequita, ...juguete de placer...

Linda muñequita de cera
nacida para ahogar la de vidriera,
nunca sospechó que la vida
su juego de placer también olvida.
Y se vistió de esperanza
y se lanzó al torbellino
tal vez confiada al destino
de su interior de aserrín.

Pero llegó la hora
que de jugar cansada,
muñeca abandonada
la dejó la ilusión.
Y como un pobre juguete roto
cuando su pecho se abrió a las cuitas,
se supo entonces que muñequita
también tenía su corazón...

La llamaban muñequita
que en sus ojos de cielo
y en el oro de su pelo
nada había de mujer...
Y porque en toda su lindura,
personita pizpireta,
pobrecita, tan frágil y coqueta,
era una muñequita, juguete de placer...
26/41Nena
Tango
Juan Carlos BazánCiriaco Ortiz1926
4127Odeon Bs.As.Acusticacon guitarras: Ricardo y Barbieri, 1926.NENA
Feliz yo quiero recordar, mi piba,
los ratos que alegre pasé
y por su cariño que yo puse fe,
sus besos mi vida solían endulzar;
recuerdo que hubo una canción,
la que a cada instante me hacía repetir,
pues mucho a la piba llamó la atención
y uno de sus versos comenzaba así:

¡Nena! no seas tan mala
!Nena! me vas a matar
¡Nena! vení dame un beso
¡Nena! no te hagas rogar
venga, que aquí está su negro
venga, dele un apretón
¡Nena! tuyo es mi cariño
¡Nena! y mi corazón...

Mas el momento ya pasó
y un día maldito sin decir porqué
mi linda pebeta de casa se fue
y solo, muy solo a mí me dejó;
llevó la ingrata mi querer
y hoy vivo amargado, todo es ansiedad
cantando aquel verso que en mi soledad
conservo el recuerdo de mi hermoso ayer...

¡Nena! no seas tan mala
!Nena! me vas a matar
¡Nena! vení dame un beso
¡Nena! no te hagas rogar
venga, que aquí está tu negro
venga, dele un apretón
¡Nena! tuyo es mi cariño
¡Nena! y mi corazón...
26/42Ave sin rumbo
Tango
Eugenio CárdenasCarlos Gardel y José Razzano1926
4128 4128-1 4128-2Odeon Bs.As.Acusticacon guitarras: Ricardo y Barbieri, 1926.AVE SIN RUMBO
Siempre se ve, solitario pasar
a un hombre que en la faz, lleva escrito el dolor,
y el mirar tan rudo de su ser
me ha hecho comprender en su desdichado amor...
Pues lo sentí muchas veces gemir
y angustiado decir su desesperación
y tal vez por su melancolía
el repetía esta canción:

Doy al viento los dolores que en la vida recogí
porque han muerto los amores que tuve dentro de mí...

Ella de blanco vestida entró a la iglesia con él,
y yo con el alma herida, sollozando me quedé...

Cuando la vi a mi lado pasar
las lágrimas rodar por mi cara sentí,
no pensé que pudiera tener, para otro más querer,
que el que ella me tuvo a mí...

Amor traidor, amor loco y banal...
Yo quisiera olvidar
que me ha hecho traición.
Que ya en mí la ternura se ha muerto
y tengo yerto mi corazón...
Yo voy rodando, voy rodando
por las huellas del pesar
y ella acaso está gozando
de haberme hecho tanto mal
y ya que mi mala estrella me conduce al padecer,
para no acordarme de ella mi cariño sepulté.

Siempre se ve, solitario pasar
a un hombre que en la faz, lleva escrito el dolor,
y el mirar tan rudo de su ser
me ha hecho comprender en su desdichado amor.
Pues lo sentí muchas veces gemir
y angustiado decir su desesperación
y tal vez por su melancolía, el repetía esta canción...
26/43Aquel cuartito de la pensión
Tango
Carlos Max VialeRaúl de los Hoyos1926
4129Odeon Bs.As.Acusticacon guitarras: Ricardo y Barbieri, 1926.AQUEL CUARTITO DE LA PENSIÓN
Una hermosa muchachita, y una tarde triste vi,
me dijo su amarga cuita en una canción así:

Hoy que volvés derrotado,
de París, la ciudad bruja,
deshecho como burbuja
aquella loca pasión,
porque sufrí también esa tortura
y que por vos lloró mi corazón,
yo quiero ser para tu noche oscura
la lucecita de otra ilusión.

Aquel cuartito de la pensión,
que en otros tiempos nos vio llegar,
después del beso en que el amor unía
por siempre lo que ansiaban calor de hogar.
Si vos los vieras mudo y tristón
y cual queriendo también penar,
ya no se empilcha con el oro del día,
ni vibra con las dianas de tu zorzal.

Francesa que no te quiso
con ese amor de porteña,
que era el hombre que ella sueña,
su vida, su alma y su fe...
Te vi volver después de tu aventura,
la tentación vulgar de un cabaret
y hoy quiero ser para tu noche oscura,
la lucecita de otra ilusión.

Volvé muchacho volvé mi amor
porque ninguno te endulzará
como esta criolla que en su ilusión mecía,
la esperanza bendita de ser mamá...
Y aquel cuartito de la pensión,
si vieras negro se va alegrar
y nos ve entrando con el oro del día
mientras su diana entona aquel zorzal...
26/44Noches de Colón
Tango
Roberto Lino CayolRaúl de los Hoyos1926
4130Odeon Bs.As.Acusticacon guitarras: Ricardo y Barbieri, 1926.NOCHES DE COLÓN
También los goces que da el dinero
en otros tiempos los tuve yo
y en las veladas del crudo invierno,
en auto propio, llegué al Colón.
Por los gemelos acribillado
supe a las damas interesar,
mientras lucia desde mi palco
el blanco peto del rico frac.

¿A qué vuelve a mi memoria
la miseria a renovar
el recuerdo de otras horas,
si hasta el aire cuando pasa
trae la sorda risa helada
de la que así me perdió?
Yo le di el amor más noble
y mi hogar, mi vida entera,
yo por ella perdí el nombre
y pensando solo en ella
fui de todo...!¡Hasta ladrón!

Los paraísos del alcaloide
por olvidarla yo paladié
y así en las calles, como soñando,
hecho un andrajo me desperté.
En las grandezas que da el dinero
no pongas nunca tu vanidad,
que mi fortuna fue como un sueño
y traicionera mi realidad.

¡Cuánta plata en las carreras
junto a ella dejé yo!
¡Qué de amigos en mi mesa
de mantel de puro hilo,
que se fueron como el vino
que mi mano les brindó!

Son más crueles que el invierno del destino, los rigores;
gran señor y pordiosero, yo también tuve mis pobres
en mis noches de Colón...
26/45Mocosita
Tango
Victor SoliñoGerardo Hernán Matos Rodríguez1926
4131 4131-1Odeon Bs.As.Acusticacon guitarras: Ricardo y Barbieri, 1926.MOCOSITA
Vencido con el alma amargada,
sin esperanza, hastiado de la vida,
solloza en su bulín, el pobre payador
sin hallar consuelo a su dolor.
Colgada de un clavo la guitarra
en un rincón la tiene abandonada;
de su sonido ya no le importa nada,
tirado en la catrera no hace mas que llorar.

En alguna ocasión, solo se escucha esta canción:

Mi mocosita, no me dejes morir,
vuelve al cotorro, que no puedo vivir,
si supieras las veces que he soñado
que de nuevo te tenía a mi lado.
Mi mocosita no me seas tan cruel,
no me abandones, quiero verte otra vez,
mocosita no me dejes,
que me mata poco a poco, tu desdén...

Dormía tranquilo el conventillo,
nada turbaba el silencio de la noche,
cuando se oyó sonar, allá en la obscuridad
el disparo de una bala fatal.
Corrieron ansiosos los vecinos,
que presentían el final de aquel drama,
y encontraron tirado en una cama,
entre un charco de sangre, al pobre payador.

Pero antes de morir alguien le oyó cantar así:

¡Mi mocosita! no me dejes morir,
vuelve al cotorro, que no puedo vivir,
si supieras las veces que he soñado
que de nuevo te tenía a mi lado.
¡Mi mocosita! no me seas tan cruel,
no me abandones, quiero verte otra vez,
¡mocosita! no me dejes,
que me mata poco a poco, tu desdén...
26/46A media noche
Tango
Enrique DizeoJuan Maglio1926
4253Odeon Bs.As.Acusticacon guitarras: Ricardo y Barbieri, 1926.A MEDIA NOCHE
Cuando el suburbio dormita bajo la lluvia, o en noche serena,
cruza como el alma en pena las tristes calles, una viejecita,
anda vagando hasta el alba y en las sombras se suele ocultar.

¡Pobre mujer! camina sin cesar,
llevando a cuestas todo su penar,
la gente buena de los barrios bajos,
esos humildes que saben su historia,
dicen que un día, su nietecita
la muy malita dejó el hogar.

Y desde entonces, invierno y verano, a media noche la vieja,
vive con su amarga queja sumida en la soledad.
Y así se pierde por los arrabales, hecha una piltrafa humana,
porque en su vida tirana, no halló más que falsedad.

Como un gemido doliente,
llena de harapos, cabizbaja y mustia,
siempre se la ve silente
con todo el peso de su negra angustia,
y maldiciendo la suerte
que en su pecho congojas dejó...
llora su fin al ver que ya perdió
el dulce amor que de ella se olvidó...

Tal vez la nieta malvada y mezquina
hoy no se acuerde de su tierna abuela,
solo se sabe que está dormido
el pobre nido que abandonó...

Y desde entonces, invierno y verano, a media noche la vieja,
vive con su amarga queja sumida en la soledad.
Y así se pierde por los arrabales, hecha una piltrafa humana,
porque en su vida tirana, no halló más que falsedad...
26/47Una lágrima
Tango
Eugenio CárdenasNicolás Verona1926
4254 4254-1Odeon Bs.As.Acusticacon guitarras: Ricardo y Barbieri, 1926; con guitarras: Aguilar; Barbieri y Riverol, 20/05/30.UNA LÁGRIMA
Cuando rodó cual gota cristalina
sobre su faz, una lágrima de amor,
me pareció su cara tan divina...
un lirio azul besado por el sol,
y recordé que aquella muchachita
guardaba en su alma, ya muerta, la ilusión,
porque el galán después de tantas citas
le hizo morir de angustia el corazón.

Cuando ve la carta amarillenta
llena de pasajes de su vida
siente que la pena se le aumenta
al ver tan destruída la esperanza que abrigó...

El hombre aquel, a quien adoró tanto
y le entregó su vida virginal,
la hizo empapar su juventud de llantos,
¡la hizo vivir cien noches de ansiedad!...

Y al recordar la dicha que soñara,
mira esa carta que un día él le mandó...
pidiéndole, que ella lo perdonara,
si nunca más volvía... y no volvió...

Esta triste historia de su vida,
ella, cabizbaja, me contaba,
mientras que una lágrima rodaba
por su hermosa cara llena de amargo dolor...

Cuando rodó cual gota cristalina
sobre su faz, una lágrima de amor,
me pareció su cara tan divina...
un lirio azul besado por el sol,
y recordé que aquella muchachita
guardaba en su alma, ya muerta, la ilusión,
porque el galán después de tantas citas
le hizo morir de angustia el corazón...
26/48Intimas
Tango
Ricardo Luis BrignoloAlfonso Ramiro Lacueva1926
4286Odeon Bs.As.Acusticacon guitarras: Ricardo y Barbieri, 1926; con guitarras: Aguilar; Barbieri y Riverol, 20/08/30. Version 1930: estrofa 6ta., va 3era y luego estrofa sexta reemplaza a la 5ta.ÍNTIMAS
Hace tiempo que te noto que estás triste,
mujercita juguetona, pizpireta,
has cambiado, ya no eres tan coqueta
cuál las flores primorosas de un altar...

¿Qué te pasa?... ¿Desengaños que has sufrido?...
¿Las espinas de una rosa te han herido?...
¿O el amor de que un ingrato te ha fingido?...
¿O un vacío imposible de llenar?...

Yo también vivo triste, de que, un día,
en que cosas de la vida me pasaron,
y un surco de recuerdos me dejaron
un dolor imposible de ocultar...

Yo te amaba, y me amabas tiernamente,
más las fuerzas del destino se opusieron,
y desde entonces, nuestras almas tuvieron
un vacío imposible de llenar...

Hace tiempo que te noto que estás triste,
mujercita juguetona, pizpireta,
has cambiado, ya no eres tan coqueta
cuál las flores primorosas de un altar...
¿Qué te pasa?... ¿Desengaños que has sufrido?...
¿Las espinas de una rosa te han herido?...
¿O el amor que un ingrato te ha fingido?...
¿O un vacío imposible de llenar?...

¡Tus encantos, tus sonrisas tan amables!
El perfume que exhalaban tus violetas,
y tus bucles y tus ojos, ¡qué princesa!
anhelante te quisiera... imitar...
Mas la vida, tiene abismos insondables,
hay caminos, que el destino, intransitables,
hay recuerdos de amor inolvidables,
y, ¡hay vacíos imposibles de llenar!...
26/49Oro muerto (Jirón porteño)
Tango
Julio Plácido NavarrineJuan Raggi1926
4287Odeon Bs.As.Acusticacon guitarras: Ricardo y Barbieri, 1926.ORO MUERTO
El conventillo luce su traje de etiqueta.
Las paicas van llegando, dispuestas a mostrar
que hay pilchas domingueras, que hay porte y hay silueta,
a los garabos reos deseosos de tanguear.
La orquesta mistonguera musita un tango fulo.
Los reos se desgranan buscando, entre el montón,
la princesita rosa de ensortijado rulo
que espera a su Romeo como una bendición.

El dueño de la casa,
atiende a las visitas;
los pibes del convento
gritan en derredor,
jugando a la rayuela,
al salto, a las bolitas,
mientras un gringo curda
las va de payador...

El fuelle melodioso termina un tango papa.
Una pebeta hermosa saca del corazón
un ramo de violetas, que pone en la solapa
del garabito guapo, dueño de su ilusión.
Termina la milonga. Las minas retrecheras
salen con sus bacanes, henchidas de emoción,
llevando de esperanzas un cielo en sus ojeras
y un mundo de cariño dentro del corazón.

El dueño de la casa
atiende a las visitas;
los pibes del convento
gritan en derredor,
jugando a la rayuela,
al salto, a las bolitas,
mientras un gringo curda
las va de payador...
26/50Chacarerita del norte
Chacarera
Cristino TapiaCristino Tapia1926
4336Odeon Bs.As.Acusticacon guitarras: Ricardo y Barbieri, 1926CHACARERITA DEL NORTE
La flor del pago te llaman,
porque sos la más bonita,
deberían llamarte reina
también de la vidalita.

Cuando bailas chacarera
lucís todas tus lindezas
porque sos la flor galana
de las sierras cordobesas...

Se acaba la chacarera con tres vueltas y zapateao,
ese mozo que es de ajuera, se va a quedar mal parao.

¡Ahura!
Siga, siga compañero
que esto ya va a terminar,
prepárese a la segunda,
¡pucha mozo! regular.
¡A ver que pasa!
criollazo machao
¡dejá el porrón tranquilo
y raja pa'jueral...

¡Va segunda!
Chacarerita del norte,
llévame junto con vos,
me han dicho que allá en la gloria
y hasta puedo verlo a Dios.

Los ojos de aquella moza son para el dueño un tesoro,
el solito los contempla y dice, ¡tengo un dos de oro!
¡Cuide amigo a su tesoro! porque el hombre es codicioso,
no vuelva la vaca toro con unos cuernos hermosos!...

¡Ahural...
¡Qué viva la flor del pago!
grita toda la reunión
y nos brinde sus halagos
entonando la canción...
26/51Mi suegra no me quiere
Gato
Alberto Hilarión AcuñaRené Ruiz1926
4337Odeon Bs.As.Acusticacon guitarras: Ricardo y Barbieri, 1926CHACARERITA DEL NORTE
La flor del pago te llaman,
porque sos la más bonita,
deberían llamarte reina
también de la vidalita.

Cuando bailas chacarera
lucís todas tus lindezas
porque sos la flor galana
de las sierras cordobesas...

Se acaba la chacarera con tres vueltas y zapateao,
ese mozo que es de ajuera, se va a quedar mal parao.

¡Ahura!
Siga, siga compañero
que esto ya va a terminar,
prepárese a la segunda,
¡pucha mozo! regular.
¡A ver que pasa!
criollazo machao
¡dejá el porrón tranquilo
y raja pa'jueral...

¡Va segunda!
Chacarerita del norte,
llévame junto con vos,
me han dicho que allá en la gloria
y hasta puedo verlo a Dios.

Los ojos de aquella moza son para el dueño un tesoro,
el solito los contempla y dice, ¡tengo un dos de oro!
¡Cuide amigo a su tesoro! porque el hombre es codicioso,
no vuelva la vaca toro con unos cuernos hermosos!...

¡Ahural...
¡Qué viva la flor del pago!
grita toda la reunión
y nos brinde sus halagos
entonando la canción...
26/52A media luz
Tango
Carlos César LenziEdgardo Donato1926
4338Odeon Bs.As.Acusticacon guitarras: Ricardo y Barbieri, 1926A MEDIA LUZ
Corrientes tres cuatro ocho,
segundo piso ascensor,
No hay porteros ni vecinos,
adentro cocktail y amor.
Pisito que puso Mapple,
piano, estera y velador,
Un teléfono que contesta,
una vitrola que llora,
Viejos tangos de mi flor,
y un gato de porcelana
pa´que No maúlle el amor.

Y todo a media luz... que es un brujo el amor,
A media luz los besos… a media luz los dos.
Y todo a media luz…
crepúsculo interior
¡Que suave terciopelo la media luz de amor!...

Juncal doce veinticuatro
telefonea sin temor,
De tarde, té con masitas,
de noche tango y champán.
Los domingos, té danzante,
los lunes desolación.
Hay de todo en la casita:
almohadones y divanes
como en botica, cocó,
alfombras que no hacen ruido
y mesa puesta al amor...
Y todo a media luz... que es un brujo el amor,

A media luz los besos… a media luz los dos.
Y todo a media luz…
crepúsculo interior
¡Que suave terciopelo la media luz de amor!...
26/53Pa´que más
Tango
Atilio SupparoJosé Ceglie
26/54Rosas rojas
Tango
Andrés Lorenzo SeitúnFrancisco Lomuto1926
4353Odeon Bs.As.Acusticacon guitarras: Ricardo y Barbieri, 1926ROSAS ROJAS
Junto al espejo de un mueblecito,
que dentro sirve de tocador,
hallé una noche, vistosa planta,
de rosas rojas, todas en flor.

Las supe tuyas desde ese instante,
puse mis besos en cada flor,
y así mis labios fueron robando
para teñirse de rojo color.

Vi que mi aliento lejos de ajarlas
dábale savia para brotar.
Vino así un día, que como en ella
puse en tus labios mi loco afán...

Y ante el reflejo de candilenas
mis rojos labios viste brillar
tal vez mis ojos, tras del pecado
tenían sombras por reflejar...

Y así mis labios fueron la tea
que ese cariño supo incendíar
fueron mis ojos el fiel reflejo
de los ardores de ese rosal...

Más como todos, bebido el néctar
fuiste buscando para libar
nuevas corolas y así mis flores
se comenzaron a marchitar...

Mis pobres labios que antes hallaban
en esas flores dulce vivir,
hoy las espinas la van sangrando
rojos muy rojos, más que el carmín...

Al mismo tiempo que en un teatro,
no muy lejano de por aquí,
otra se tiñe besando rosas,
con que le adornan el camarín...
26/55Que linda es la vida
Vals
Cristino TapiaCristino Tapia1926
4354Odeon Bs.As.Acusticacon guitarras: Ricardo y Barbieri, 1926QUÉ LINDA ES LA VIDA
El vals que precipita los latidos
del suave y más tranquilo corazón,
sus cadencias endulzan los oídos
despertando el calor de la pasión.
El vals nos despierta dulcemente
acariciando en la vida algún placer
o nos encuentra con un amor reciente
desafiando el más hondo padecer.

Qué linda es la vida,
qué dulce el placer,
qué lindo sería sin el padecer...
qué linda es la vida
qué dulce el amor
qué lindo sería amar sin dolor...

El vals nos recuerda, muchas veces,
que en otrora tuvimos un querer...
Alejando de nuestra alma los reveses
que la vida proporciona a todo ser,
la música refuerza y alimenta
el espíritu, la calma y la bondad,
los arpegios en su nota representan
el amor, la belleza y la lealtad...

Qué linda es la vida,
qué dulce el placer,
qué lindo sería sin el padecer...
qué linda es la vida
qué dulce el amor
qué lindo sería amar sin dolor...
26/56Coquetita
Tango
Enrique IacobelliRafael Giovinazzi, Juan B. Guido1926
4355Odeon Bs.As.Acusticacon guitarras: Ricardo y Barbieri, 1926COQUETITA
Mi coquetita, en tu delirio
de conquistar amor y lujo,
no viste el mal que produjo
tu fuga, en los pobres viejos.
Ni que tu vil coquetería,
en ellos sembró el dolor
porque bien comprendían
que te hundirías al deshonor...

Tarde comprenderás, que tu virtud cayó,
y la belleza de tu alma, poco a poco se perdió.
Hoy que te ves desolada, y lloras de sufrimiento
pedís con trémulo acento, para tu vida, perdón.

Lo que sabes que tus dos viejos
pensando en vos ellos murieron.
Recordás cuando te dieron
sus caricias y consejos...
Y al no poder acariciarlos
se hace mayor tu aflicción
y en hondo desconsuelo
pides al cielo su bendición...

En la coca buscás, alivió a tanto mal,
y de pesadumbre loca vagás por el arrabal...
Lloro por vos, coquetita, al saber que te atormenta
con el alma desgarrada, sigues con rumbo al azar...

Mi coquetita, en tu delirio
de conquistar amor y lujo,
no viste el mal que produjo
tu fuga, en los pobres viejos.
Ni que tu vil coquetería,
en ellos sembró el dolor
porque bien comprendían
que te hundirías al deshonor...
26/57Muñeca
Tango
Luis Isaac de TejeriaEnrique Lomuto1926
4493Odeon Bs.As.Acusticacon guitarras: Ricardo y Barbieri, 1926MUÑECA
En una mañana muy fría de abril,
cubierto de pieles su cuerpo gentil,
pasó por mi lado y vi en su mirada,
un dejo muy triste, un algo sutil.
En aquel momento se adueñó de mí,
un hondo deseo, que pasión creí,
de gozar la gracia de aquella muñeca
y cerca, muy cerca, yo te dije así:

Mi muñequita ¿por qué sufrís?...
si algo te incita dulce es vivir...
ven a mi lado, mi corazón
enamorado, pide la unión...
Reina y señora siempre jamás
de quién te adora allí serás,
ven mi sultana, ven a reinar
que la mañana muy fría está.

Contento ¡muñeca!, llamábame ayer
gentil caballero, galante doncel
que entre mil perfumes y aromas de flores
hablóme de amores allá en el vergel.
Y una tarde bella, al irse, al partir,
jurándome eterno amor, me llevó
de mis gracias todas, yo pensé en mi dueño
y el ingrato pronto sola me dejó...

En nuevo engaño nunca caeré,
pasó ya un año y no olvidé,
sangra la herida del corazón
y nueva vida, desilusión...
Déjame marchar, déjame ya,
la fría escarcha matando va
mi dulce ensueño, en mi dolor,
es vano empeño, darme tu amor...
26/58Francia
Tango
Samuel CastriotaJuan A. Caruso1926
4494Odeon Bs.As.Acusticacon guitarras: Ricardo y Barbieri, 1926FRANCIA
Te vas hermano, a París,
te vas a París de Francia
a pasear con tu arrogancia
la canción de este país.
Y a beber la flor de lis
conmovida su pesar
cuando empieces a tocar,
con un lindo sentimiento
el quejumbroso lamento
de una canción popular.

También contigo se van
nuestras caras ilusiones,
volcadas en las canciones
que lucimos con tanto afán.
El conventillo, el bacan,
al floreo, al chamuyar,
la mina que va a piantar,
los viejos abandonados,
y todo está reflejado
en la musa popular...

Y es que se han de preguntar
de dónde pueden venir
música que hace sentir
ganas de reír y de llorar.
Y cuando salga a bailar
con un gozo de emoción,
palpitará el corazón
de amor, en toda francesa
mezclada en la Marsellesa,
con un tango compadrón...

También contigo se van
nuestras caras ilusiones,
volcadas en las canciones
que lucimos con tanto afán...
26/59Pobre corazón mio
Tango
Pascual ContursAntonio Scatasso1926
4495Odeon Bs.As.Acusticacon guitarras: Ricardo y Barbieri, 1926POBRE CORAZÓN MÍO
Cotorro que alegrabas
las horas de mi vida,
hoy siento que me muero
de angustia y de dolor.

Vivir sin la esperanza
de la mujer querida.
Sentir la herida abierta,
sangrando el corazón...

¡Si aún conserva el piso
la marca de las huellas
que en noches no lejanas
dejaba al taconear!...
Y aun en el ambiente
las miradas aquellas
de aquel guapo malevo
que la sacó a bailar...

Entonces en mis ojos
sentí dos lagrimones...
Sacando los cuchillos
salimos él y yo...
y cuando me llevaban,
seguían los bandoneones
y la mujer aquella
entró al baile y bailó...

¡Si aún conserva el piso
la marca de las huellas
que en noches no lejanas
dejaba al taconear!...
Y aún en el ambiente
las miradas aquellas
de aquel guapo malevo
que la sacó a bailar...
26/60Calavera viejo
Tango
Carlos Gardel y José RazzanoCarlos Gardel y José Razzano1926
4496Odeon Bs.As.Acusticacon guitarras: Ricardo y Barbieri, 1926CALAVERA VIEJO
Calavera viejo, rico y bonachón, que alegre paseás, tu porte gentil,
al mirar tu pinta brava de varón, el tiempo que se fue lo siento revivir...

Muchos años han pasado y no aflojás
en lances de amor y en farras que den,
porque en todas las garufas demostrás,
que no te asusta el tren, de amores y champagne...

¿Te acordás las amarguras que en un tiempo soportamos
y las noches que pasamos pensando en la mishiadura?
¿Te acordás viejo, con cuánto espamento
miramos el vento las noches aquellas?
¿Cuándo deseosos de un peso nos vimos
y después nos fuimos meta garufiar?...

Hoy te traigo a mi memoria el tiempo aquel,
de la juventud que no vuelve más,
me da gusto lo que veo que tenés,
como en tu mocedad, postura de galán...
Hacés bien, seguí las farras sin cesar,
pues todo pa vos debe ser así.
Sos hermano, un calavera que al dolor
vos siempre le encontrás remedio en el amor...

Hoy al ver que tu pilchaje, no tiene el corte fulero,
de aquel traje dominguero que tantas veces lo usaste,
yo pienso hermano, que también nosotros
hoy somos como otros que viven sonriendo
y del pasado que se va borrando,
vamos recordando las horas de ayer...

Calavera viejo, rico y bonachón, que alegre paseás, tu porte gentil,
al mirar tu pinta brava de varón, el tiempo que se fue lo siento revivir...

Muchos años han pasado y no aflojás
en lances de amor y en farras que den,
porque en todas las garufas demostrás,
que no te asusta el tren, de amores y champagne...
26/61¡Señor!
Tango
Francisco BrancattiEnrique Maciel1926
4550 4550-1Odeon Bs.As.Acusticacon guitarras: Ricardo y Barbieri, 1926¡SEÑOR!
¡Señor! yo soy un desdichado...
Enfermo estoy de tanto padecer,
yo soy un paria que sufre resignado,
abandonado, sin dicha ni placer.
Morir así, será mi estrella,
¿qué debo hacer?... Mi vida está demás.
Vea señor, yo voy buscando a ella sin saber
adonde encontraré mi santa paz...

Era mujer veleidosa, su gesto me lo decía...
y el alma se me partía porque por ella sentía
un cariño abrasador.
Pero llegó mi derrota, para mi martirio cruento,
y en ese golpe violento, perdí hasta el aliento,
se lo juro por mi honor.

¿Beber? En mí no está el consuelo,
no he de apagar con eso mi dolor,
van muchas noches que sufro y me desvelo
pidiendo al cielo mi ya perdido amor...
Tal vez, usted que es hombre sabio
ha de saber qué ruta he de tomar,
concédame su cálido consejo, ¡Buen Señor!
¿No es cierto? ¿Que morir es descansar?

El alcohol no me adormece el recuerdo de la ingrata...
Ese vicio nunca mata la tormenta que desata
el volcán de una traición.
Por la mujer agresiva tan desleal y caprichosa
en mi vida borrascosa una muerte lastimosa
pondrá fin a mi pasión...

¡Señor! yo soy un desdichado...
Enfermo estoy de tanto padecer,
yo soy un paria que sufre resignado,
abandonado, sin dicha ni placer.
Morir así, será mi estrella,
¿qué debo hacer?... Mi vida está demás.
Vea señor, yo voy buscando a ella sin saber
adonde encontraré mi santa paz...
26/62Cariñito mio
Tango
Francisco Isidro y Emilio MartinoFrancisco Isidro y Emilio Martino1926
4551Odeon Bs.As.Acusticacon guitarras: Ricardo y Barbieri, 1926CARIÑITO MÍO
Muchachita vos sabés
que tu querer ambicioné;
sabés, que es tanto lo que te quiero
que ya sin tu cariño no puedo vivir,
y cada vez que te miro
yo tengo algo en un suspiro
como si mi alma quisiera hallar
las ilusiones que hay en ti,
muchachita, no pensés,
en aumentar mi padecer...

Me da pena la tristeza
que en tus ojos se retrata,
porque al mirarte tan triste
la enorme angustia me mata.

Cuando pienses en el otro,
que una tarde te olvidó,
este cariñito mío
ha de darte un tierno amor.

No llorés que tu llanto
me hace mal,
¿No ves que triste me pongo?
si el ingrato te ha dejado,
yo sabré quererte con amor
y ciega fe...

En la luz de tus ojos,
pondré mi ilusión
para que llenes mi vida
de una feliz pasión...

Muchachita, no pensés,
en aumentar mi padecer...
26/63Como las margaritas
Estilo
Rafael RossiRafael Rossi1926
4552Odeon Bs.As.Acusticacon guitarras: Ricardo y Barbieri, 1926COMO LAS MARGARITAS
Yo soy aquel trovador
que en épocas no lejanas
llegó al pie de tu ventana
para cantarte su amor.
Del río murmurador,
sus canciones aprendí,
y a volcarlas vengo aquí,
porque yo sé que mi acento
le supo robar al viento
su música para ti.

Pero si es que en mi canción,
no tiene como yo quiero
melodías de jilguero
que alegre tu corazón,
será acaso porque son
mis palabras, de pesar,
o porque quiero dejar
cerca de ti, aquellas cuitas
que, como las margaritas
se inclinan a tu pasar...

Pero si veo al volver
que ha sido en vano mi empeño,
no has de morirte, mi ensueño,
como un bello atardecer,
porque siempre mi querer
ha de vivir para vos,
y aunque con hondo dolor
dejas mi esperanza muerta,
que mi vida tan incierta,
yo iré buscando tu amor...
26/64El ciruja
Tango
Francisco Alfredo MarinoErnesto de la Cruz1926
4585Odeon Bs.As.Acusticacon guitarras: Ricardo y Barbieri, 1926EL CIRUJA
Como con bronca y junando,
de rabo de ojo a un costado
sus pasos ha encaminado, derecho pa'l arrabal.
Lo lleva el presentimiento
de que, en aquel potrerito,
no existe ya el bulincito
que fue su único ideal.

Recordaba aquellas horas de garufa,
cuando minga de laburo se pasaba,
meta punga, al codillo escolaseaba
y en los burros se ligaba un metejón;
cuando no era tan junado por los tiras,
la lanceaba sin temer el manyamiento,
y una mina le solfeaba todo el vento,
y jugó con su pasión.

Era una paica papusa, que yugaba de quemera,
hija de una curandera, mechera de profesión;
pero vivía engrupida,de un cafiolo vidalita,
y le pasaba la guita, que le chacaba al matón.

Frente a frente, dando muestras de coraje,
los dos guapos se trenzaron en el bajo,
y el ciruja, que era listo para el tajo,
al cafiolo le cobró caro su amor...
Hoy, ya libre'e la gayola y sin la mina,
campaneando un cacho 'e sol en la vedera,
piensa un rato en el amor de la quemera
y solloza en su dolor...

Como con bronca y junando,
de rabo de ojo a un costado
sus pasos ha encaminado, derecho pa'l arrabal.
Lo lleva el presentimiento
de que, en aquel potrerito,
no existe ya el bulincito
que fue su único ideal.
26/65Puñadito de sal
Pasodoble
Bartolomé Rodolfo (Lito) MásNicolás Verona1926
4588 4588-1Odeon Bs.As.Acusticacon guitarras: Ricardo y Barbieri, 1926PUÑADITO DE SAL
Puñadito... dime que tienes en tu mirada...
¡Ay serrana!
Yo por ti estoy loco de amor...
Es tu sangre, lava hirviente,
nacida del moro,
y en tus coplas, vierte tu alma,
de grana y de oro.

Puñadito de sal...
Andaluza gentil,
en tu pecho palpita Granada
y tus labios de hurí, cual un rojo clavel,
son promesas de besos de miel...

Puñadito... puñadito de sal,
flor gitana...

¡Ay serrana!
de azahares, derrochas perfumes,
quiero hacerte en Sevilla,
un castillo de flores,
para que en él,
estén juntos nuestros corazones...

Puñadito de sal...
andaluza gentil,
en tu pecho palpita Granada...
y tus labios de hurí,
cual un rojo clavel,
son promesas de besos de miel...
26/66Puñadito de sal
Pasodoble
Bartolomé Rodolfo (Lito) MásNicolás Verona1926
1 1-1 1-2Odeon Bs.As.Electricas08/11/1926PUÑADITO DE SAL
Puñadito... dime que tienes en tu mirada...
¡Ay serrana!
Yo por ti estoy loco de amor...
Es tu sangre, lava hirviente,
nacida del moro,
y en tus coplas, vierte tu alma,
de grana y de oro.

Puñadito de sal...
Andaluza gentil,
en tu pecho palpita Granada
y tus labios de hurí, cual un rojo clavel,
son promesas de besos de miel...

Puñadito... puñadito de sal,
flor gitana...

¡Ay serrana!
de azahares, derrochas perfumes,
quiero hacerte en Sevilla,
un castillo de flores,
para que en él,
estén juntos nuestros corazones...

Puñadito de sal...
andaluza gentil,
en tu pecho palpita Granada...
y tus labios de hurí,
cual un rojo clavel,
son promesas de besos de miel...
26/67Mi diosa
Tango
José Pedro de GrandisFrancisco De Caro1926
2Odeon Bs.As.Electricas26/11/1926 con guitarras: Ricardo y BarbieriMI DIOSA
Feliz la tarde que te hallé
en mi camino divina cual visión,
allí, mi amada, aporté
a tu belleza mi amante corazón.
Mi bien, jamás comprenderás
cómo tu imagen quedó grabada en mí,
y al mirarte pasar pensé, nunca más
podré olvidarme de ti.

Horas de ventura contigo he soñado
y mayor placer, mi bien, no habrá,
que contemplarte entre mis brazos enamorado,
y entre tus brazos siempre soñar.
Mi diosa, no podré tu cariño olvidar,
seré el amante girasol,
tú el astro que mi vida has de guiar
y yo la dócil flor que sigue a su sol.

Amar, mi diosa, siempre amar,
qué hermoso ensueño llevarlo hasta morir,
besar tu boca y aspirar
de entre tus labios la dicha de vivir.
Tu voz amante escuchar,
suave, velada por tierna emoción,
y en tu dulce mirar
poder contemplar, la dicha de esta pasión.

Horas de ventura contigo he soñado
y mayor placer, mi bien, no habrá,
que contemplarte entre mis brazos enamorado,
y entre tus brazos siempre soñar.
Mi diosa, no podré tu cariño olvidar,
seré el amante girasol,
tú el astro que mi vida has de guiar
y yo la dócil flor que sigue a su sol...
26/68Del barrio de las latas
Tango
Emilio Augusto Oscar FresedoRaúl de los Hoyos1926
3Odeon Bs.As.Electricas26/11/1926 con guitarras: Ricardo y BarbieriDEL BARRIO DE LAS LATAS
Del barrio de las latas, se vino pa'Corrientes,
con un par de alpargatas y pilchas indecentes,
la suerte tan mistonga un tiempo lo trató,
hasta que al fin un día, Beltrán se acomodó.

Hoy lo vemos por las calles
de Corrientes y Esmeralda,
estribando unas polainas
que dan mucho dique al pantalón.
No se acuerda que en Boedo
arreglaba cancha 'e bochas
ni de aquella vieja chocha
por él, que mil veces lo ayudó.

Y allá de tarde en tarde, haciendo comentarios,
las viejas con los chismes revuelven todo el barrio
y dicen en voz baja, al verlo un gran señor:
... tal vez algún descuido, que el mozo aprovechó...

Pero yo que sé la historia,
de la vida del muchacho,
que del barrio de los tachos
llegó, por su pinta, hasta el salón,
aseguro que fue un lance
que quebró su mala racha:
una vieja muy ricacha
con quien el muchacho se casó.

Del barrio de las latas, se vino pa'Corrientes,
con un par de alpargatas y pilchas indecentes,
la suerte tan mistonga un tiempo lo trató,
hasta que al fin, un día, Beltrán se acomodó..
26/69Calavera viejo
Tango
Carlos Gardel y José RazzanoCarlos Gardel y José Razzano1926
9Odeon Bs.As.Electricascon guitarras: Ricardo y Barbieri 10/11/1926CALAVERA VIEJO
Calavera viejo, rico y bonachón, que alegre paseás, tu porte gentil,
al mirar tu pinta brava de varón, el tiempo que se fue lo siento revivir...

Muchos años han pasado y no aflojás
en lances de amor y en farras que den,
porque en todas las garufas demostrás,
que no te asusta el tren, de amores y champagne...

¿Te acordás las amarguras que en un tiempo soportamos
y las noches que pasamos pensando en la mishiadura?
¿Te acordás viejo, con cuánto espamento
miramos el vento las noches aquellas?
¿Cuándo deseosos de un peso nos vimos
y después nos fuimos meta garufiar?...

Hoy te traigo a mi memoria el tiempo aquel,
de la juventud que no vuelve más,
me da gusto lo que veo que tenés,
como en tu mocedad, postura de galán...
Hacés bien, seguí las farras sin cesar,
pues todo pa vos debe ser así.
Sos hermano, un calavera que al dolor
vos siempre le encontrás remedio en el amor...

Hoy al ver que tu pilchaje, no tiene el corte fulero,
de aquel traje dominguero que tantas veces lo usaste,
yo pienso hermano, que también nosotros
hoy somos como otros que viven sonriendo
y del pasado que se va borrando,
vamos recordando las horas de ayer...

Calavera viejo, rico y bonachón, que alegre paseás, tu porte gentil,
al mirar tu pinta brava de varón, el tiempo que se fue lo siento revivir...

Muchos años han pasado y no aflojás
en lances de amor y en farras que den,
porque en todas las garufas demostrás,
que no te asusta el tren, de amores y champagne...
26/70Calavera viejo
Tango
Carlos Gardel y José RazzanoCarlos Gardel y José Razzano1926
9 1Odeon Bs.As.Electricas12/11/1926 con guitarras: Ricardo y BarbieriCALAVERA VIEJO
Calavera viejo, rico y bonachón, que alegre paseás, tu porte gentil,
al mirar tu pinta brava de varón, el tiempo que se fue lo siento revivir...

Muchos años han pasado y no aflojás
en lances de amor y en farras que den,
porque en todas las garufas demostrás,
que no te asusta el tren, de amores y champagne...

¿Te acordás las amarguras que en un tiempo soportamos
y las noches que pasamos pensando en la mishiadura?
¿Te acordás viejo, con cuánto espamento
miramos el vento las noches aquellas?
¿Cuándo deseosos de un peso nos vimos
y después nos fuimos meta garufiar?...

Hoy te traigo a mi memoria el tiempo aquel,
de la juventud que no vuelve más,
me da gusto lo que veo que tenés,
como en tu mocedad, postura de galán...
Hacés bien, seguí las farras sin cesar,
pues todo pa vos debe ser así.
Sos hermano, un calavera que al dolor
vos siempre le encontrás remedio en el amor...

Hoy al ver que tu pilchaje, no tiene el corte fulero,
de aquel traje dominguero que tantas veces lo usaste,
yo pienso hermano, que también nosotros
hoy somos como otros que viven sonriendo
y del pasado que se va borrando,
vamos recordando las horas de ayer...

Calavera viejo, rico y bonachón, que alegre paseás, tu porte gentil,
al mirar tu pinta brava de varón, el tiempo que se fue lo siento revivir...

Muchos años han pasado y no aflojás
en lances de amor y en farras que den,
porque en todas las garufas demostrás,
que no te asusta el tren, de amores y champagne...
26/71Puñadito de sal
Pasodoble
Bartolomé Rodolfo (Lito) MásNicolás Verona1926
1-bOdeon Bs.As.Electricas12/11/1926PUÑADITO DE SAL
Puñadito... dime que tienes en tu mirada...
¡Ay serrana!
Yo por ti estoy loco de amor...
Es tu sangre, lava hirviente,
nacida del moro,
y en tus coplas, vierte tu alma,
de grana y de oro.

Puñadito de sal...
Andaluza gentil,
en tu pecho palpita Granada
y tus labios de hurí, cual un rojo clavel,
son promesas de besos de miel...

Puñadito... puñadito de sal,
flor gitana...

¡Ay serrana!
de azahares, derrochas perfumes,
quiero hacerte en Sevilla,
un castillo de flores,
para que en él,
estén juntos nuestros corazones...

Puñadito de sal...
andaluza gentil,
en tu pecho palpita Granada...
y tus labios de hurí,
cual un rojo clavel,
son promesas de besos de miel...
26/72Del barrio de las latas
Tango
Emilio Augusto Oscar FresedoRaúl de los Hoyos1926
3 1Odeon Bs.As.Electricas15/11/1926 con guitarras: Ricardo y BarbieriDEL BARRIO DE LAS LATAS
Del barrio de las latas, se vino pa'Corrientes,
con un par de alpargatas y pilchas indecentes,
la suerte tan mistonga un tiempo lo trató,
hasta que al fin un día, Beltrán se acomodó.

Hoy lo vemos por las calles
de Corrientes y Esmeralda,
estribando unas polainas
que dan mucho dique al pantalón.
No se acuerda que en Boedo
arreglaba cancha 'e bochas
ni de aquella vieja chocha
por él, que mil veces lo ayudó.

Y allá de tarde en tarde, haciendo comentarios,
las viejas con los chismes revuelven todo el barrio
y dicen en voz baja, al verlo un gran señor:
... tal vez algún descuido, que el mozo aprovechó...

Pero yo que sé la historia,
de la vida del muchacho,
que del barrio de los tachos
llegó, por su pinta, hasta el salón,
aseguro que fue un lance
que quebró su mala racha:
una vieja muy ricacha
con quien el muchacho se casó.

Del barrio de las latas, se vino pa'Corrientes,
con un par de alpargatas y pilchas indecentes,
la suerte tan mistonga un tiempo lo trató,
hasta que al fin, un día, Beltrán se acomodó..
26/73No me tires con la tapa de la olla
Tango
Alberto VacarezzaAntonio Scatasso1926
26Odeon Bs.As.Electricas15/11/1926 con guitarras: Ricardo y BarbieriNO ME TIRES CON LA TAPA DE LA OLLA
No me tires con la tapa de la olla,
porque se abolla por la mitad,
ni me amague con la tapa e'la tinaja,
Doña Tomasa, por caridad.
Si yo quiero a la muchacha últimamente
es conveniente que sepa usted.
que ella ha sido la primera en provocarme
y en insinuarme yo no sé qué...

Una vez dijo que no,
después me dijo que sí
y lo que al fin sucedió
no se lo puedo repetir.
La verdad del caso fue
que si antes a otro engañó,
a mi me mintió después
y el asunto se acabó...

Pero yo por tan poquito no me enfado
y la comprendo su pretensión
del que tenga la virtud de la muchacha
que no se emparcha reparación;
a otro perro tírele con ese hueso
que para eso no sirvo yo
y prefiero que caer en esa trampa
me pise un tranway de la estación...

Una vez dijo que no,
después me dijo que sí
y lo que al fin sucedió
no se lo puedo repetir.
La verdad del caso fue
que si antes a otro engañó,
a mi me mintió después
y el asunto se acabó...
26/74Puñadito de sal
Pasodoble
Bartolomé Rodolfo (Lito) MásNicolás Verona1926
4589Odeon Bs.As.Acusticas26/11/1926PUÑADITO DE SAL
Puñadito... dime que tienes en tu mirada...
¡Ay serrana!
Yo por ti estoy loco de amor...
Es tu sangre, lava hirviente,
nacida del moro,
y en tus coplas, vierte tu alma,
de grana y de oro.

Puñadito de sal...
Andaluza gentil,
en tu pecho palpita Granada
y tus labios de hurí, cual un rojo clavel,
son promesas de besos de miel...

Puñadito... puñadito de sal,
flor gitana...

¡Ay serrana!
de azahares, derrochas perfumes,
quiero hacerte en Sevilla,
un castillo de flores,
para que en él,
estén juntos nuestros corazones...

Puñadito de sal...
andaluza gentil,
en tu pecho palpita Granada...
y tus labios de hurí,
cual un rojo clavel,
son promesas de besos de miel...
26/75Calavera Viejo
Tango
Carlos Gardel y José RazzanoCarlos Gardel y José Razzano1926
4590Odeon Bs.As.Acusticas26/11/1926CALAVERA VIEJO
Calavera viejo, rico y bonachón, que alegre paseás, tu porte gentil,
al mirar tu pinta brava de varón, el tiempo que se fue lo siento revivir...

Muchos años han pasado y no aflojás
en lances de amor y en farras que den,
porque en todas las garufas demostrás,
que no te asusta el tren, de amores y champagne...

¿Te acordás las amarguras que en un tiempo soportamos
y las noches que pasamos pensando en la mishiadura?
¿Te acordás viejo, con cuánto espamento
miramos el vento las noches aquellas?
¿Cuándo deseosos de un peso nos vimos
y después nos fuimos meta garufiar?...

Hoy te traigo a mi memoria el tiempo aquel,
de la juventud que no vuelve más,
me da gusto lo que veo que tenés,
como en tu mocedad, postura de galán...
Hacés bien, seguí las farras sin cesar,
pues todo pa vos debe ser así.
Sos hermano, un calavera que al dolor
vos siempre le encontrás remedio en el amor...

Hoy al ver que tu pilchaje, no tiene el corte fulero,
de aquel traje dominguero que tantas veces lo usaste,
yo pienso hermano, que también nosotros
hoy somos como otros que viven sonriendo
y del pasado que se va borrando,
vamos recordando las horas de ayer...

Calavera viejo, rico y bonachón, que alegre paseás, tu porte gentil,
al mirar tu pinta brava de varón, el tiempo que se fue lo siento revivir...

Muchos años han pasado y no aflojás
en lances de amor y en farras que den,
porque en todas las garufas demostrás,
que no te asusta el tren, de amores y champagne...
26/76Mi diosa
Tango
José Pedro de GrandisFrancisco De Caro1926
4591Odeon Bs.As.Acusticas26/11/1926MI DIOSA
Feliz la tarde que te hallé
en mi camino divina cual visión,
allí, mi amada, aporté
a tu belleza mi amante corazón.
Mi bien, jamás comprenderás
cómo tu imagen quedó grabada en mí,
y al mirarte pasar pensé, nunca más
podré olvidarme de ti.

Horas de ventura contigo he soñado
y mayor placer, mi bien, no habrá,
que contemplarte entre mis brazos enamorado,
y entre tus brazos siempre soñar.
Mi diosa, no podré tu cariño olvidar,
seré el amante girasol,
tú el astro que mi vida has de guiar
y yo la dócil flor que sigue a su sol.

Amar, mi diosa, siempre amar,
qué hermoso ensueño llevarlo hasta morir,
besar tu boca y aspirar
de entre tus labios la dicha de vivir.
Tu voz amante escuchar,
suave, velada por tierna emoción,
y en tu dulce mirar
poder contemplar, la dicha de esta pasión.

Horas de ventura contigo he soñado
y mayor placer, mi bien, no habrá,
que contemplarte entre mis brazos enamorado,
y entre tus brazos siempre soñar.
Mi diosa, no podré tu cariño olvidar,
seré el amante girasol,
tú el astro que mi vida has de guiar
y yo la dócil flor que sigue a su sol...
26/77Del barrio de las latas
Tango
Emilio Augusto Oscar FresedoRaúl de los Hoyos1926Emilio Augusto Oscar Fresedo
4592Odeon Bs.As.Acusticas26/11/1926DEL BARRIO DE LAS LATAS
Del barrio de las latas, se vino pa'Corrientes,
con un par de alpargatas y pilchas indecentes,
la suerte tan mistonga un tiempo lo trató,
hasta que al fin un día, Beltrán se acomodó.

Hoy lo vemos por las calles
de Corrientes y Esmeralda,
estribando unas polainas
que dan mucho dique al pantalón.
No se acuerda que en Boedo
arreglaba cancha 'e bochas
ni de aquella vieja chocha
por él, que mil veces lo ayudó.

Y allá de tarde en tarde, haciendo comentarios,
las viejas con los chismes revuelven todo el barrio
y dicen en voz baja, al verlo un gran señor:
... tal vez algún descuido, que el mozo aprovechó...

Pero yo que sé la historia,
de la vida del muchacho,
que del barrio de los tachos
llegó, por su pinta, hasta el salón,
aseguro que fue un lance
que quebró su mala racha:
una vieja muy ricacha
con quien el muchacho se casó.

Del barrio de las latas, se vino pa'Corrientes,
con un par de alpargatas y pilchas indecentes,
la suerte tan mistonga un tiempo lo trató,
hasta que al fin, un día, Beltrán se acomodó..
26/78No me tires con la tapa de la olla
Tango
Alberto VacarezzaAntonio Scatasso1926
4593Odeon Bs.As.Acusticas26/11/1926NO ME TIRES CON LA TAPA DE LA OLLA
No me tires con la tapa de la olla,
porque se abolla por la mitad,
ni me amague con la tapa e'la tinaja,
Doña Tomasa, por caridad.
Si yo quiero a la muchacha últimamente
es conveniente que sepa usted.
que ella ha sido la primera en provocarme
y en insinuarme yo no sé qué...

Una vez dijo que no,
después me dijo que sí
y lo que al fin sucedió
no se lo puedo repetir.
La verdad del caso fue
que si antes a otro engañó,
a mi me mintió después
y el asunto se acabó...

Pero yo por tan poquito no me enfado
y la comprendo su pretensión
del que tenga la virtud de la muchacha
que no se emparcha reparación;
a otro perro tírele con ese hueso
que para eso no sirvo yo
y prefiero que caer en esa trampa
me pise un tranway de la estación...

Una vez dijo que no,
después me dijo que sí
y lo que al fin sucedió
no se lo puedo repetir.
La verdad del caso fue
que si antes a otro engañó,
a mi me mintió después
y el asunto se acabó...
26/79Dicha pasada
Tango
Guillermo Desiderio BarbieriGuillermo Desiderio Barbieri1926
4594Odeon Bs.As.Acusticas26/11/1926 con guitarras: Ricardo y BarbieriDICHA PASADA
Ayer cuando te vi tan altanera,
pasear con el que fuese mi rival,
pensé en aquellas quince primaveras
que dio más hermosura a tu mirar.
Pero hoy no sos la misma que eras antes,
la luz que hubo en tus ojos se apagó...
tenés una amargura en tu semblante,
que nadie ha de saberla como yo.

Y aunque me niegues que has sufrido
yo bien sé que has vivido mil horas angustiosas
y que en tu pecho se han quedado las dichas del pasado
como marchitas rosas...
Si por otro hombre me dejaste, no quiero reprocharte
lo mal que me has querido.
Vos sos mujer y te perdono que al fin con tu abandono
me has hecho más feliz.

Yo soy como la abeja, libre vuelo
y en pos de otro cariño mi alma va,
pues cuando necesito algún consuelo
hay otra que a mi vida se lo da.
Y ya que fue tu gusto el despreciarme
jamás nunca a tu lado volveré.
Te pago como has sabido pagarme
y todo aquel pasado olvidaré...

Y aunque me niegues que has sufrido
yo bien sé que has vivido mil horas angustiosas
y que en tu pecho se han quedado las dichas del pasado
como marchitas rosas...
Si por otro hombre me dejaste, no quiero reprocharte
lo mal que me has querido.
Vos sos mujer y te perdono que al fin con tu abandono
me has hecho más feliz.
26/81Puñadito de sal
Tango
Bartolomé Rodolfo (Lito) MásNicolás Verona1926
89 89-1Odeon Bs.As.Electrica30/11/1926PUÑADITO DE SAL
Puñadito... dime que tienes en tu mirada...
¡Ay serrana!
Yo por ti estoy loco de amor...
Es tu sangre, lava hirviente,
nacida del moro,
y en tus coplas, vierte tu alma,
de grana y de oro.

Puñadito de sal...
Andaluza gentil,
en tu pecho palpita Granada
y tus labios de hurí, cual un rojo clavel,
son promesas de besos de miel...

Puñadito... puñadito de sal,
flor gitana...

¡Ay serrana!
de azahares, derrochas perfumes,
quiero hacerte en Sevilla,
un castillo de flores,
para que en él,
estén juntos nuestros corazones...

Puñadito de sal...
andaluza gentil,
en tu pecho palpita Granada...
y tus labios de hurí,
cual un rojo clavel,
son promesas de besos de miel...
26/82Del barrio de las latas
Tango
Emilio Augusto Oscar FresedoRaúl de los Hoyos1926
90Odeon Bs.As.Electrica30/11/1926DEL BARRIO DE LAS LATAS
Del barrio de las latas, se vino pa'Corrientes,
con un par de alpargatas y pilchas indecentes,
la suerte tan mistonga un tiempo lo trató,
hasta que al fin un día, Beltrán se acomodó.

Hoy lo vemos por las calles
de Corrientes y Esmeralda,
estribando unas polainas
que dan mucho dique al pantalón.
No se acuerda que en Boedo
arreglaba cancha 'e bochas
ni de aquella vieja chocha
por él, que mil veces lo ayudó.

Y allá de tarde en tarde, haciendo comentarios,
las viejas con los chismes revuelven todo el barrio
y dicen en voz baja, al verlo un gran señor:
... tal vez algún descuido, que el mozo aprovechó...

Pero yo que sé la historia,
de la vida del muchacho,
que del barrio de los tachos
llegó, por su pinta, hasta el salón,
aseguro que fue un lance
que quebró su mala racha:
una vieja muy ricacha
con quien el muchacho se casó.

Del barrio de las latas, se vino pa'Corrientes,
con un par de alpargatas y pilchas indecentes,
la suerte tan mistonga un tiempo lo trató,
hasta que al fin, un día, Beltrán se acomodó..
26/83Aquella cantina de la ribera
Tango
José González Castillo (Juan de León)Catulo Castillo (Ovidio Catulo González Castillo)1926
91Odeon Bs.As.Electrica30/11/1926 Solo Gardel, guitarras Ricardo-BarbieriAQUELLA CANTINA DE LA RIBERA
Brillando en las noches del puerto, desierto,
como un viejo faro, la cantina está,
llamando a las almas que no tienen puerto
porque han olvidado las rutas del mar...

Como el mar, el humo de nieblas la viste,
y envuelta en la gama doliente del gris,
parece una tela, muy rara y muy triste,
que hubiera pintado Quinquela Martín...

Rubias mujeres de ojos de estepa, lobos noruegos de piel azul,
negros grumetes de la Jamaica, hombres de cobre de Singapur...

Todas las pobres barcas sin rumbo, que hacia las playas arroja el mar,
bajo los cuatro vientos del mundo y en la tormenta de una jazz band...

Pero hay en las noches de aquella cantina,
como un pincelazo de azul en el gris,
la alegre figura de una ragazzina,
más brava y ardiente que el ron y que el gin...

Más brava cien veces que el mar y que el viento,
porque en toda ella como un fuego son,
el vino de Capri y el sol de Sorrento,
que quema en sus ojos y embriaga en su voz...

Cuando al doliente compás de un tango, la ragazzina suele cantar,
sacude el alma de la cantina como una torva racha del mar...

Y es porque saben aquellos lobos que hay en el fondo de su canción,
todo el peligro de las borrascas para la nave del corazón...

Brillando en las noches del puerto, desierto,
como un viejo faro, la cantina está,
llamando a las almas que no tienen puerto
porque han olvidado las rutas del mar...
26/84Del barrio de las latas
Tango
Emilio Augusto Oscar FresedoRaúl de los Hoyos1926
92Odeon Bs.As.Electrica01/12/1926DEL BARRIO DE LAS LATAS
Del barrio de las latas, se vino pa'Corrientes,
con un par de alpargatas y pilchas indecentes,
la suerte tan mistonga un tiempo lo trató,
hasta que al fin un día, Beltrán se acomodó.

Hoy lo vemos por las calles
de Corrientes y Esmeralda,
estribando unas polainas
que dan mucho dique al pantalón.
No se acuerda que en Boedo
arreglaba cancha 'e bochas
ni de aquella vieja chocha
por él, que mil veces lo ayudó.

Y allá de tarde en tarde, haciendo comentarios,
las viejas con los chismes revuelven todo el barrio
y dicen en voz baja, al verlo un gran señor:
... tal vez algún descuido, que el mozo aprovechó...

Pero yo que sé la historia,
de la vida del muchacho,
que del barrio de los tachos
llegó, por su pinta, hasta el salón,
aseguro que fue un lance
que quebró su mala racha:
una vieja muy ricacha
con quien el muchacho se casó.

Del barrio de las latas, se vino pa'Corrientes,
con un par de alpargatas y pilchas indecentes,
la suerte tan mistonga un tiempo lo trató,
hasta que al fin, un día, Beltrán se acomodó..
26/85Dicha pasada
Tango
Guillermo Desiderio BarbieriGuillermo Desiderio Barbieri1926
93Odeon Bs.As.Electrica01/12/1926 con guitarras: Ricardo y BarbieriDICHA PASADA
Ayer cuando te vi tan altanera,
pasear con el que fuese mi rival,
pensé en aquellas quince primaveras
que dio más hermosura a tu mirar.
Pero hoy no sos la misma que eras antes,
la luz que hubo en tus ojos se apagó...
tenés una amargura en tu semblante,
que nadie ha de saberla como yo.

Y aunque me niegues que has sufrido
yo bien sé que has vivido mil horas angustiosas
y que en tu pecho se han quedado las dichas del pasado
como marchitas rosas...
Si por otro hombre me dejaste, no quiero reprocharte
lo mal que me has querido.
Vos sos mujer y te perdono que al fin con tu abandono
me has hecho más feliz.

Yo soy como la abeja, libre vuelo
y en pos de otro cariño mi alma va,
pues cuando necesito algún consuelo
hay otra que a mi vida se lo da.
Y ya que fue tu gusto el despreciarme
jamás nunca a tu lado volveré.
Te pago como has sabido pagarme
y todo aquel pasado olvidaré...

Y aunque me niegues que has sufrido
yo bien sé que has vivido mil horas angustiosas
y que en tu pecho se han quedado las dichas del pasado
como marchitas rosas...
Si por otro hombre me dejaste, no quiero reprocharte
lo mal que me has querido.
Vos sos mujer y te perdono que al fin con tu abandono
me has hecho más feliz.
26/86Mi diosa
Tango
José Pedro de GrandisFrancisco De Caro1926
94Odeon Bs.As.Electrica01/12/1926MI DIOSA
Feliz la tarde que te hallé
en mi camino divina cual visión,
allí, mi amada, aporté
a tu belleza mi amante corazón.
Mi bien, jamás comprenderás
cómo tu imagen quedó grabada en mí,
y al mirarte pasar pensé, nunca más
podré olvidarme de ti.

Horas de ventura contigo he soñado
y mayor placer, mi bien, no habrá,
que contemplarte entre mis brazos enamorado,
y entre tus brazos siempre soñar.
Mi diosa, no podré tu cariño olvidar,
seré el amante girasol,
tú el astro que mi vida has de guiar
y yo la dócil flor que sigue a su sol.

Amar, mi diosa, siempre amar,
qué hermoso ensueño llevarlo hasta morir,
besar tu boca y aspirar
de entre tus labios la dicha de vivir.
Tu voz amante escuchar,
suave, velada por tierna emoción,
y en tu dulce mirar
poder contemplar, la dicha de esta pasión.

Horas de ventura contigo he soñado
y mayor placer, mi bien, no habrá,
que contemplarte entre mis brazos enamorado,
y entre tus brazos siempre soñar.
Mi diosa, no podré tu cariño olvidar,
seré el amante girasol,
tú el astro que mi vida has de guiar
y yo la dócil flor que sigue a su sol...
26/87Corrientes
Tango
Jorge CuriÁngel Félix Danesi1926
118Odeon Bs.As.Electrica04/12/1926 con guitarras: Ricardo y BarbieriCORRIENTES
La ciudad dormía majestuosamente,
y en la quietud de la noche
como una agonía, como un reproche
un alma en pena, cantaba así...

Corrientes calle nocturna, de milongas, calaveras y gente bien
y en tu calle de vicios y de orgías maté mis alegrías mi dulce Edén.

Corrientes calle de vicios
tonta ilusa marchité mi juventud
entre el brillo de tus luces esplendentes
mareada y sonriente perdí mi juventud
y una más que vaga sola,
sola y triste con mi pena, arrastrando una cadena
de amargura y sinsabor...

Mas yo no culpo a ninguno, sufro sola en mi caída,
y a cada paso mi vida llora de angustia y dolor.

Corrientes calle de vicios una noche me embriagaste con tu mal
y fue tanto el veneno que me diste que nadie resiste tu brillo fatal.

Corrientes calle maldita
no te cambio jamás por mi arrabal,
aunque hay veces quisiera abandonarte
no puedo dejarte calle de mi mal.

Sólo siento por mis viejos, mi hogar, mis hermanitos,
que de penas, pobrecitos, sufren lo mismo que yo.

Va mi honor y la vergüenza, para siempre la he perdido,
y hasta mi carne he vendido, ¡para qué hablar de pudor!

Corrientes calle nocturna, de milongas, calaveras y gente bien
que en tu calle de vicios y de orgías maté mis alegrías, mi único Edén.
26/88Noche fría 
Tango
José Pedro de GrandisCarlos Gardel - José Razzano1926
119Odeon Bs.As.Electrica04/12/1926 con guitarras: Ricardo y BarbieriNOCHE FRÍA
Recuerdo que en las noches
de invierno cruel,
lo hallaba tendido en un umbral,
al pobre errabundo,
que en la vida fue
motivo de burlas y maldad.
Nadie supo lo que ha sido,
nadie su mal conoció...
Y el pobre viejo vencido,
triste, abatido, siempre ambuló,
sin encontrar para su alma
la ansiada calma que ambicionó...

Yo sé que la tragedia que derrumbó su hogar,
fue hija de la miseria que acaba por matar.
Es el drama que sufren esos seres que se van,
vagando por las calles ¡sin techo, luz, ni pan!
Y fue una noche de esas que yo iba hasta su lado,
cuando quedé asombrado ante la realidad,
al ver que aquel mendigo entre harapos envuelto,
de frío se había muerto junto a un viejo portal...

La sombra fatal de su destino,
alzó senderos de espina, a su vejez.
Y en todas las rutas de su marcha halló
tan solo desprecio por su ser.
Y aunque aquella desventura, que el pobre
a mí me narró, a veces se me figura
que la amargura lo derrotó.
Y se agolpa a mi memoria
la amarga historia que me contó...
26/89El pibe
Tango
Eugenio CárdenasJosé Domingo Pécora1926
120Odeon Bs.As.Electrica04/12/1926 con guitarras: Ricardo y BarbieriEL PIBE
Le formó rueda, la muchachada,
al pibe Almada, que iba a cantar,
todos buscaron, que ninguno lo turbase
y se callaron para que pronto empezase.

Puso en la viola, media gangosa,
su temblorosa mano al tocar,
y cuando vio que era llegado ya el momento
con claro acento, de este modo comenzó...

¡Y a mí no me vengan! con penas de amores,
y el que males tenga, que a solas los llore,
porque a mí las penas, no me hacen mella,
pues sufrí ya tanto que ni siquiera por ella
han de verme a mí llorar...

De la amargura, nada me importa,
la vida es corta y hay que reír,
no se acobarde el que sufra sinsabores
que nunca es tarde, pa' llorar males de amores...

¡Rían, muchachos, a carcajadas!
que en la nada, quede el pesar,
hay que matar los indecibles desengaños,
pa'que los años, nos enseñen a gozar...

¡Y a mí no me vengan! con penas de amores,
y el que males tenga, que a solas los llore...
porque a mí las penas, no me hacen mella,
pues sufrí ya tanto que ni siquiera por ella
han de verme a mí llorar...
26/90La violetera
Tango
Francisco García JiménezAnselmo Aieta1926
121Odeon Bs.As.Electrica04/12/1926 con guitarras: Ricardo y BarbieriLA VIOLETERA
La linda violetera, sus flores va ofreciendo...
Las bromas respondiendo con gracia espiritual,
al serio, al alegre, al rico y al pobrete,
les deja un ramillete, prendido en el ojal.
Las mesas del Concierto, ruidosas de alegría
con bella mercancía se acerca a perfumar,
y en este reino loco del vino y de la risa
serena se desliza, diciendo así al pasar...

Caballeros, son mis flores mascotitas de fortuna,
y han de verlo en sus amores si se quedan con alguna
de las que yo les ofrezco aquí... Caballeros... mis violetas,
han brotado en los jardines, donde vagan los poetas,
y adorables querubines las cortaron para mí...

La linda violetera, mezclada a la alegría,
disfraza su agonía con lírico pregón...
Un día dio su alma fragante cual sus flores,
y fueron sus amores, pagados con traición...
Le queda del romance, la más preciosa herencia,
la luz de su existencia, su nene... ¡que es su Dios!...
Por él y por sus dulces ensueños que se han muerto,
de pronto en el Concierto, pregona así mi voz...

Caballeros... conmovido,
desparramo el canastillo,
y por ella yo les pido
que den vuelta los bolsillos
todos los que tengan corazón...
Caballeros... ¿hay alguno
que no compre ni un ramito
al saber que cada uno
dará pan para un nenito,
y a una madre protección?...
26/91Ya pa´que
Tango
Atilio SupparoRafael Iriarte1926
88-1 88-2Odeon Bs.As.Electrica09/12/1926YA PA'QUE
Pa'qué querés saber de mi vivienda.
Pa'qué dentrar al monte ande nació,
si ha pasao la desgracia, a toda rienda
se alejó con la alegría y la enlutó.
Y el jazmín que brillaba a' su ventana
abrazándose al marco se secó.
Si en ancas del ayer no vas mañana
pa'qué ensillarte quejas como yo...

Pa'qué si ya hasta el sol pasa de largo
y no hay flores que emponchen la pared,
ni una moza que brinde un mate amargo,
ni un pájaro que cante. Ya pa'qué...
Echao frente a la puerta está mi perro,
que llora a lo cristiano porque allí,
anda un alma penando su destierro
y viene a reclamarme el alma a mí...

Pa' qué seguir así, pa'qué el silencio
te envolviera pa'siempre el corazón,
si yo hecho al dolor y no me aquerencio,
cómo vas a aguantar en un sacudón...
¡Así me contestó mi Tata bueno!...
Lagrimeando pa'dentro
yo ensillé al tun tun con la cara en el pañuelo,
monté y le dije al pingo... ¿ya pa'qué?...
26/92Aquella cantina de la ribera
Tango
José González Castillo (Juan de León)Catulo Castillo (Ovidio Catulo González Castillo)1926
91-1Odeon Bs.As.Electrica9/12/1926 Solo Gardel Ricardo-Barbieri InéditoAQUELLA CANTINA DE LA RIBERA
Brillando en las noches del puerto, desierto,
como un viejo faro, la cantina está,
llamando a las almas que no tienen puerto
porque han olvidado las rutas del mar...

Como el mar, el humo de nieblas la viste,
y envuelta en la gama doliente del gris,
parece una tela, muy rara y muy triste,
que hubiera pintado Quinquela Martín...

Rubias mujeres de ojos de estepa, lobos noruegos de piel azul,
negros grumetes de la Jamaica, hombres de cobre de Singapur...

Todas las pobres barcas sin rumbo, que hacia las playas arroja el mar,
bajo los cuatro vientos del mundo y en la tormenta de una jazz band...

Pero hay en las noches de aquella cantina,
como un pincelazo de azul en el gris,
la alegre figura de una ragazzina,
más brava y ardiente que el ron y que el gin...

Más brava cien veces que el mar y que el viento,
porque en toda ella como un fuego son,
el vino de Capri y el sol de Sorrento,
que quema en sus ojos y embriaga en su voz...

Cuando al doliente compás de un tango, la ragazzina suele cantar,
sacude el alma de la cantina como una torva racha del mar...

Y es porque saben aquellos lobos que hay en el fondo de su canción,
todo el peligro de las borrascas para la nave del corazón...

Brillando en las noches del puerto, desierto,
como un viejo faro, la cantina está,
llamando a las almas que no tienen puerto
porque han olvidado las rutas del mar...
26/93Viejo amor
Tango
José María Horacio Zubiría MansillaIsaías Agustín Pittaluga1926
137Odeon Bs.As.Electrica16/12/1926 con guitarras: Ricardo y BarbieriVIEJO AMOR
Viejo amor, el primero en mis recuerdos,
viejo amor que jamás olvidaré,
viejo amor que evocando dulces horas
me acaricia como un beso de mujer.
Viejo amor, como a nadie te he querido
viejo amor como nunca más querré...
Viejo amor que aunque muchos he tenido
sos el que llevo más adentro de mi ser...

De noche cuando el silencio va ahondando triste mi soledad,
tu vienes dentro de las sombras de mis recuerdos de mocedad.
Y siento dentro del pecho muy junto del corazón
el beso de despedida, tu último beso, mi viejo amor...

Cuando ya la vejez sobre mis sienes,
blancos hilos de plata, deje ver,
tu serás una estrella milagrosa,
entre las sombras de un sereno anochecer...
cuando esté cara a cara con la muerte,
viejo amor, a mi lado tu estarás,
y al borrarte por siempre de mi mente
un beso ardiente y una lágrima será...

A veces conmigo a solas, pienso, si acaso recordarás,
tus labios cuando mimosos bajo mis besos pedían más...
Y entonces lejos, muy lejos, escucho como un rumor,
que me parece responde: ¡Negro! tampoco te olvido yo...

Viejo amor, el primero en mis recuerdos,
viejo amor que jamás olvidaré,
viejo amor que evocando dulces horas
me acaricia como un beso de mujer...
26/94Soy una fiera
Milonga
Francisco Isidro Emilio MartinoFrancisco Isidro Emilio Martino1926
173 173-1Odeon Bs.As.Electrica16/12/1926 con guitarras: Ricardo y BarbieriSOY UNA FIERA
Los domingos me levanto de apoliyar, mal dormido,
y a veces hasta me olvido de morfar por las carreras...
Me cacho los embrocantes, mi correspondiente habano,
y me pillo un automóvil para llegar bien temprano.

Y tengo que ir a abrir el portón,
¡si no se suspenden las carreras!...

Carreras, guitarras, gofo, quinielas y cabaret,
es el berretín más grande que mientras viva tendré.
Y aunque pa'jugarme el vento, bien rumbeao, soy una fiera,
con toda mi gran carpeta siempre salgo en la palmera...

¡Y qué voy a hacer, mala suerte!
Pero me gusta, tengo que morir...

El sábado por la noche compro la Crítica quinta,
y si me piache la pinta del pronóstico que da,
lo escolaso, si es Rodríguez, o el que lo corre es Canesa,
pero viene Leguisamo y te la da en la cabeza.

Hay que creer, viejo ¡eh!
Muñeca, muñeca...

Cuando alguno me da un dato, es casi un caso clavao
que si no larga parao, en la largada hocicó,
o si no alguna rodada o porque se abrió en el codo
y nadie manya que va de salida muerto en todo...

¡Y que querés italiano, para esos finales, viejo!
¡ Ma que ópera ni óperal...
Pero cuando tengo el paco, y esto es con poca frecuencia,
sin tanto grupo, ni cencia cacho el programa y ya está,
que paga tres bataraces, pero afana y no hay reclamo,
¡y no hay que hacer, pa'estas papas me lo elijo a Leguisamo!

¡Y hasta el domingo!
me escolaso en la primera, quedo seco...
¡que vi`á hacer! Hay, ¡hay que vivirlo!
26/95Viejo amor
Tango
José María Horacio Zubiría MansillaIsaías Agustín Pittaluga1926
137-1Odeon Bs.As.Electrica17/12/1926 con guitarras: Ricardo y BarbieriVIEJO AMOR
Viejo amor, el primero en mis recuerdos,
viejo amor que jamás olvidaré,
viejo amor que evocando dulces horas
me acaricia como un beso de mujer.
Viejo amor, como a nadie te he querido
viejo amor como nunca más querré...
Viejo amor que aunque muchos he tenido
sos el que llevo más adentro de mi ser...

De noche cuando el silencio va ahondando triste mi soledad,
tu vienes dentro de las sombras de mis recuerdos de mocedad.
Y siento dentro del pecho muy junto del corazón
el beso de despedida, tu último beso, mi viejo amor...

Cuando ya la vejez sobre mis sienes,
blancos hilos de plata, deje ver,
tu serás una estrella milagrosa,
entre las sombras de un sereno anochecer...
cuando esté cara a cara con la muerte,
viejo amor, a mi lado tu estarás,
y al borrarte por siempre de mi mente
un beso ardiente y una lágrima será...

A veces conmigo a solas, pienso, si acaso recordarás,
tus labios cuando mimosos bajo mis besos pedían más...
Y entonces lejos, muy lejos, escucho como un rumor,
que me parece responde: ¡Negro! tampoco te olvido yo...

Viejo amor, el primero en mis recuerdos,
viejo amor que jamás olvidaré,
viejo amor que evocando dulces horas
me acaricia como un beso de mujer...
26/96Páginas de amor
Tango
José González CastilloLuis Riccardi1926
192Odeon Bs.As.Electrica17/12/1926 con guitarras: Ricardo y BarbieriPÁGINAS DE AMOR
Dos hojas tiene el libro de mi amor,
y son dos cartas que guardo de ti...
Cuando primero me dijistes, sí...
cuando después me contestastes, no...
Historia de mi dicha y tu desdén,
las dos, compendian todo mi existir,
la cuna de mi fe, la tumba de mi amor,
como capítulos sin fin...

Cartas amorosas, páginas de amor
que la mano escribe y dicta el corazón.
Nunca saben ellas
todo lo que son.
Cuando dan la vida con sus dulces, sí...
Cuando dan la muerte con sus tristes, no...
cartas amorosas, páginas de amor...

Yo no sé
si tus letras el olvido pagará,
pero hace tiempo las grabé
donde ya no se borrarán...
Mal y bien, son mi pena y mi consuelo,
porque tus cartitas son, las dos,
la historia de mi querer...

Dos hojas tiene el libro de mi amor,
y son dos cartas que guardo de ti...
Cuando primero me dijistes, sí...
cuando después me contestastes, no.
Historia de mi dicha y tu desdén,
las dos, compendian todo mi existir,
la cuna de mi fe, la tumba de mi amor,
como capítulos sin fin...
26/97Bajo Belgrano
Tango
Francisco García JiménezAnselmo Aieta1926
193Odeon Bs.As.Electrica17/12/1926 con guitarras: Ricardo y BarbieriBAJO BELGRANO
Bajo Belgrano, cómo es de sana tu brisa pampa de juventud,
que trae silbidos, canción y risa desde los patios de los studs.
¡Cuánta esperanza la que en vos vive!...
La del peoncito que le habla al crack:
¡Sacáme 'e pobre, pingo querido, no te me manques pa'l Nacional!...

La tibia noche de primavera
turban las violas en "El Lucero",
se hizo la fija del parejero
y están de asado, baile y cantor.
Y mientras pierde la vida un tango,
que el ronco fuelle lento rezonga,
se alza la cifra de una milonga
con el elogio del cuidador...

Calle Blandengues, donde se asoma la morochita linda y gentil,
que pone envuelta con su mirada su simpatía sobre un mandil.
En la alborada de los aprontes al trote corto del vareador,
se cruza el ansia de la fortuna con la sonrisa del buen amor.

Bajo Belgrano... Cada semana
el grito tuyo que viene al centro,
...¡Programa y montas para mañana!...
las ilusiones prendiendo va.
¡Y en el delirio de los domingos
todos reunidos frente a la cancha,
gritando el nombre de tus cien pingos,
los veinte barrios de la ciudad!...

Bajo Belgrano, cómo es de sana tu brisa pampa de juventud,
que trae silbidos, canción y risa desde los patios de los studs.
¡Cuánta esperanza la que en vos vive!...
La del peoncito que le habla al crack:
¡Sacáme 'e pobre, pingo querido, no te me manques pa'l Nacional!...
26/98Llegue a ladrón por amarte
Tango
Juan Maglio "Oglima"Juan Maglio "Oglima"1926
194Odeon Bs.As.Electrica17/12/1926 con guitarras: Ricardo y BarbieriLLEGUÉ A LADRÓN POR AMARTE
Yo sé que me estoy muriendo,
que soy una ruina andando,
y que siempre voy dejando
tu risa cruel de piedad.
Mi vida se está acabando,
está la pobre marchita
y mi buena madrecita,
solita se quedará...

Mujer que te fuiste
dejándome enfermo,
portándote mal
con mi leal querer,
ya estoy agotado
me voy acabando,
ya nada jamás
me habrá de curar.

Por darte lujo y placeres,
llegó mi amor ciego y hondo
a un abismo ya sin fondo
de un amargo deshonor.
Por vos robé, fui canalla,
llegué a ladrón por amarte
y todo vos me pagaste
con la más negra traición.

Mujer que te fuiste
dejándome enfermo,
portándote mal
con mi leal querer,
ya estoy agotado
me voy acabando,
ya nada jamás
me habrá de curar...
26/99Rumores
Tango
Carlos Gardel - José RazzanoCarlos Gardel - José Razzano1926
195Odeon Bs.As.Electrica17/12/1926 con guitarras: Ricardo y BarbieriRUMORES
Sobre la vasta colina
el tibio sol se derrama,
como una lluvia de escamas
que cayera lenta y fina,
y allí un fornido paisano
con su china mira el llano
y ante la grande extensión
siente latir su corazón...

Mientras están, juntos los dos,
las brisas se van, con su rumor,
dejando al pasar, del campo en flor
perfumes de arrayán y de cedrón;
se miran los dos, se abrazan más
y un beso de amor puro, se dan...
y de envidía el sol quiere apagar
de la inmensidad su resplandor...

La colina se agiganta
se llena el aire de trinos,
y entre los coposos pinos
las aves hermosas cantan
y aquellos enamorados
mudos de gozo han quedado
mientras que sueñan vivir
la dulce paz del porvenir...

Mientras están, juntos los dos,
las brisas se van, con su rumor,
dejando al pasar, del campo en flor
perfumes de arrayán y de cedrón;
se miran los dos, se abrazan más
y un beso de amor puro, se dan...
y de envidia el sol quiere apagar
de la inmensidad su resplandor...
26/100Ansias de amor
Tango
Guillermo D. BarbieriGuillermo D. Barbieri1926
224Odeon Bs.As.Electrica24/12/1926 con guitarras: Ricardo y BarbieriANSIAS DE AMOR
A veces cuando pienso,
que vivo solitario,
me parece un calvario,
la vida sin tu amor...
Y en medio de estas penas
que avivan mis deseos,
me parece que veo,
tu rostro encantador.

Pues al verme tan solo, recuerdo aquellos días,
en que tu alma y la mía, juraron su pasión
y aunque sé que te has ido, a veces hasta siento
que yo percibo aliento, que hallo alivio, a mi dolor...

Dejá que me figure, que un día no lejano,
el roce de tu mano, mi paso ha de sentir
y que tus dulces labios reposen en mi frente
para hacer más ardiente mi sed de porvenir...

Ya he roto aquella carta en la que me decías,
que nunca volverías a darme tu querer.
La he roto porque pienso que este cariño mío,
perdonará el desvío de tu alma fría y cruel...

La idea que tú llevas,
me asalta a cada instante
y ansioso y tremulante, te espero sin cesar
y espero que tú vuelvas, porque te quiero tanto
que no puedo ni el llanto, mi desconsuelo calmar...
Dejá que me figure, que un día no lejano,
el roce de tu mano, mi paso ha de sentir,
y que tus dulces labios, se posen en mi frente
para hacer más ardiente, mi sed de porvenir...
26/101Normiña
Tango
Francisco Antonio CaponeEduardo Arman1926
225Odeon Bs.As.Electrica24/12/1926 con guitarras: Ricardo y BarbieriNORMIÑA
Normiña papusa, pebeta taquera,
milonga de bute que fuiste
y flor de fábrica, en Chiclana;
yo te desconozco, no sos como antes,
la muchacha buena y alegre
de lindos ojos, y de dulce mirar...

El barrio aquel ya te olvidó,
y si volvés es sin amor
porque el placer ya se esfumó,
y tu virtud se disipó.

Bien sabés qué pena, te sacude el alma,
tal vez el brujo recuerdo
del cariño de tu viejito...
Anda triste y solo
borracho perdido
buscando de Normiña olvido
para sus penas y para su crueldad.

El barrio aquel ya te olvidó,
y si volvés es sin amor
porque el placer, ya se esfumó,
y tu virtud se disipó...
26/102Llora hermano
Tango
Augusto EspinosaEnrique Lomuto1926
226Odeon Bs.As.Electrica24/12/1926 con guitarras: Ricardo y BarbieriLLORA HERMANO
Suene un tango triste,
corra más champán,
lloren esos fuelles
las penas todas en un gotán...
Yo también quisiera
con ellos llorar
todos mis pesares,
los que con las copas
busco ahora matar.

Recuerdo con emoción los besos que me dio,
la noche que llegó, quiso hablarme ¡pobrecita!...
Y un cruel sollozo su voz estranguló,
traidora sangre manchó, en acceso de tos
su boca, sin color...
En mis brazos la muñeca como un cristal
de Sevres se quebró...

Yo cerré sus ojos
¡pobre mi Margot!
Siento desde entonces
caerme en llanto el corazón.
Quiero aturdirme para olvidar,
matando las penas
entre la milonga,
entre tangos y champán...

Recuerdo con emoción los besos que me dio,
la noche que llegó,
quiso hablarme ¡pobrecital...
Y un cruel sollozo su voz estranguló,
traidora sangre manchó, en acceso de tos
su boca, sin color...
En mis brazos la muñeca como un cristal
de Sevres se quebró...
26/103Páginas de amor
Tango
José González CastilloLuis Riccardi1926
192-1Odeon Bs.As.Electrica31/12/1926PÁGINAS DE AMOR
Dos hojas tiene el libro de mi amor,
y son dos cartas que guardo de ti...
Cuando primero me dijistes, sí...
cuando después me contestastes, no...
Historia de mi dicha y tu desdén,
las dos, compendian todo mi existir,
la cuna de mi fe, la tumba de mi amor,
como capítulos sin fin...

Cartas amorosas, páginas de amor
que la mano escribe y dicta el corazón.
Nunca saben ellas
todo lo que son.
Cuando dan la vida con sus dulces, sí...
Cuando dan la muerte con sus tristes, no...
cartas amorosas, páginas de amor...

Yo no sé
si tus letras el olvido pagará,
pero hace tiempo las grabé
donde ya no se borrarán...
Mal y bien, son mi pena y mi consuelo,
porque tus cartitas son, las dos,
la historia de mi querer...

Dos hojas tiene el libro de mi amor,
y son dos cartas que guardo de ti...
Cuando primero me dijistes, sí...
cuando después me contestastes, no.
Historia de mi dicha y tu desdén,
las dos, compendian todo mi existir,
la cuna de mi fe, la tumba de mi amor,
como capítulos sin fin...
26/104Abuelito
Tango
Eduardo Salvador Trongué - Carlos P. CabralAlberto Nicolás Laporte1926
275Odeon Bs.As.Electrica31/12/1926 con guitarras: Ricardo y BarbieriABUELITO
No tome más, abuelo, y deje el vino;
no tome más tatita, es una pena,
que son las diez, abuelito, y ni un vecino
llegó a esta mesa alegrando nuestra cena.
No tome más y cuénteme una historia
del tiempo aquel en que su amor vivía,
que yo, otra vez, sentadito en sus rodillas,
lo escucharé bien quietito y sin hablar...

El pobre abuelo, a mi ruego,
conteniendo sus pesares,
me hizo sentar junto al fuego
y de este modo, me habló:
Cierra la puerta, la luz apaga,
que con las sombras viene mi amor.
Esa que un día, hace ya tiempo,
vistió de luto mi corazón...

Si vieras qué criolla de ojos negros,
de blanca tez, risueña y juguetona,
de lindo andar, retrechera y comadrona,
clavel de amor florecido en mis recuerdos.
Si vieras vos con qué ansias la quería,
con cuánto afán hicimos nuestro nido...
Mas ella, cruel, destrozando mi alma, un día,
con mi mejor compañero me engañó...

Hoy que me vencen los años,
ya la muerte está en acecho,
viejo, achacoso y deshecho,
siento que la quiero más...
Ya sabe nieto, la cruel herida,
que en esta vida quise ocultar...
Así, una noche, triste y de duelo,
mi pobre abuelo me hizo llorar...
26/105Gorriones
Tango
Celedonio Esteban FloresEduardo Pereyra1926
276 276-1Odeon Bs.As.Electrica31/12/1926 con guitarras: Ricardo y BarbieriGORRIONES
La noche compadre, se ha ido a baraja,
y pinta la guía del sol en el cielo;
la luna es la bruja fulera que raja
y el sol una rubia que se suelta el pelo.
El sol es la diana que trae la alegría,
la suave alegría de la vida nueva,
la pilcha caliente, que se pone el día
cuando sale triste de su oscura cueva...

El sol es el poncho del pobre que pasa,
mascando rebelde blasfemias y ruegos,
pues tiene una horrible tragedía en su casa,
tragedía de días sin pan y sin fuego...
Nosotros, gorriones del hampa gozamos
su amistad sincera en días de farras.
¡Qué importa la guita si adentro llevamos
el alma armoniosa de veinte guitarras!...

Nosotros cantamos con nuestra miseria,
el himno a los libres del verso sonoro,
sin tenerle envidía al canto de histeria
del pobre canario de la jaula de oro.
Nos queman las alas las luces del centro,
por eso el suburbio tranquilo buscamos
y cuando una pena nos talla por dentro
cantamos más tristes, pero igual cantamos...

La vida fulera tan mistonga y maula,
nos talló rebeldes como los gorriones
que mueren de rabia dentro de la jaula
y llenan las plazas de alegres canciones.
Marchamos sin norte, sin rumbo marchamos,
sin que el desaliento nos clave sus garras.

¡Qué importa el camino si adentro llevamos
el alma armoniosa de veinte guitarras!...
26/106Perdonada
Tango
Eugenio CárdenasRafael Rossi1926
277 277-1Odeon Bs.As.Electrica31/12/1926 con guitarras: Ricardo y BarbieriPERDONADA
En la triste soledad
que abraza mi existir,
que agranda mi dolor,
hecha nieve quedará
la rosada ilusión
que alzó mi juventud...
Quiero luchar por vivir
pero en mi loco afán
los años rodarán.
Que nadie sepa que ya se muere
por aflicción mi pobre corazón...

¡Quién diría que otra vez arrepentida,
volverías para pedirme perdón!
Hoy me miras, y mucha pena me das
lo que contemplo tu faz
pálida por la traición...
¡Por nuestro hijo yo perdono tu desvío!...
No te aflijo porque me hagas padecer...
Algún día que comprendas como yo,
sabrás que el amor de un hombre
por otro amor perdonó...

Pero si me ves morir,
bebiéndome la hiel,
de amargo sinsabor,
no te acerques hasta mí,
como lo hiciste ayer,
mintiéndome tu amor.
Que ya sabes que la luz
no ha de volver jamás
a nuestra juventud.
¡Déjame solo, deja que llore,
la decepción que había en mi corazón!...